Las noticias sobre la acción contra el narcotráfico fueron torbellino la semana pasada, aunque quedaba la sensación de que la tenaza EEUU-Brasil estaba comenzando a cambiar la actitud del gobierno boliviano sobre el problema de las drogas.

Viejos amigos: • USAID anunciaba el obsequio de ocho helicópteros y cuatro aviones para la campaña en el Chapare, rompiendo el hielo desde 2008.

• Brasil entregaba dos helicópteros a la policía boliviana para el control de la frontera.

• El gobierno anunciaba la creación de una unidad armada especial en la “zona roja” de Ichilo, sin aclarar si se trataba de fuerzas del ejército o de la policía.

Ciudad Juárez: • Tres personas murieron en la guerra que mantienen los narcos en San Germán, Nuevo Horizonte.

• Uno de ellos era un policía que estaba fuera de servicio.

• Un camión cargado con coca fue asaltado por grupos armados, en la misma zona.

• Grupos de cocaleros del Chapare atacan y destruyen cargas de coca procedente de Yungas de La Paz, denunciaban los cocaleros de Nor Yungas.

• 170 fábricas de cocaína fueron destruidas en San Germán.

País tomado: • Rolando Aguilera, secretario general de la gobernación de Santa Cruz, dijo que “el país ha sido tomado por el narcotráfico”.

• El Deber aludía a las “guerras de Santa Cruz” en relación con el aniversario de la muerte del Che Guevara y la guerra contra las drogas.

• El presidente Evo Morales firmaba el contrato para la primera fase de la carretera diseñada para destruir el parque TIPNIS, sin esperar a que concluya la “consulta previa” que se realiza en la zona.

Titubeos gubernamentales: La noticia más impactante de todas estas fue la decisión del gobierno de crear una fuerza especial en una “zona roja” de la que el país estaba informado pero que no era llamada así, con tanta claridad, por parte de un ministro.

Si al principio el anuncio dio la impresión de que el gobierno había decidido usar fuerzas del ejército para este propósito, poco a poco las informaciones fueron cambiando y al finalizar la semana se dijo que 80 policías serían usados para esta tarea.

Dos decisiones: La primera información parecía responder a la alarma que existía en el departamento de Santa Cruz, donde  crece la alarma por la violencia que generan los enfrentamientos entre narcotraficantes.

El anuncio, aunque luego haya sido disminuido, es el segundo que hace el gobierno en alusión a la coca y la cocaína. En efecto, el mes de septiembre fue el anuncio de que se estaba creando un “regimiento ecológico” para defender los parques nacionales del avance de los cocaleros.

Contra cocaleros: El primer regimiento de ese tipo fue emplazado en el TIPNIS, lo que dio lugar a que la oposición dijera que se trataba de una nueva acción del gobierno dirigida a amedrentar a los pueblos de ese parque justamente cuando se realiza la consulta.

Lo cierto es que en el curso de pocas semanas se creaba una fuerza militar que tiene el propósito de frenar a cocaleros en los parques y una fuerza especial para controlar la situación en la “zona roja”, es decir para luchar contra el narcotráfico.

 

Comments are closed.