La marcha indígena que protesta contra el presidente indígena fue retenida en San Borja y sus dirigentes estaban negociando este fin de semana un acuerdo sobre el tema de conflicto.

El gobierno ha dejado en claro que la carretera debe, de todos modos, sí o sí, como dice el presidente Morales, pasar por el corazón del parque Isiboro-Sécure.

El ex vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas denunció este fin de semana que el proyecto es defendido contra viento y marea por el presidente porque quiere que los cocaleros del Chapare tengan otro lugar para cultivar coca.

Es que la tasa de productividad de la tierra del Chapare ha caído de 2,5 T/ha. a 0,7 T/ha, según datos exhibidos también por el analista Iván Arias.

El presidente de las seis federaciones de los cocaleros del Chapare debe resolver ese problema, dando a sus bases una alternativa para seguir cultivando coca. Esa es su verdadera misión.

Antes de que se construya la carretera que ahora lo atravesará, el parque comenzó a ser invadido por los cocaleros.

De 1,2MM ha., se ha reducido a 1,0MM ha. como consecuencia del acuerdo suscrito hace diez años por el cocalero Evo Morales con el indígena Marcial Fabricano.

Pues ahora el cocalero quiere todo el parque, según dice Cárdenas.

Hay otros datos preocupantes. La llegada de Lula da Silva no fue, como especuló el diario Valor Económico, para hacer recapacitar a Morales, sino para exigirle que acelere la obra.

Las versiones dicen que los partidos de ambos líderes tienen interés especial en que la OAS, la constructora, cumpla el contrato en los términos y sobre todo en los montos convenidos.

Cualquier cambio en el trazo de la carretera modificaría los términos y las comisiones convenidas hace tres años.

 

Comments are closed.