A un año y medio de las elecciones de 2014, hay solamente dos cifras claras: 53% de los bolivianos no votarían jamás por el presidente EMA, pero 41% sí lo haría.

Confianza aparente: Visto a 17 meses de distancia, este ejercicio parece un desafío para ambas partes. El gobierno asegura que el presidente logrará incluso más de 60%, pero eso parece más una expresión de deseos que un cálculo real de posibilidades.

La oposición, en cambio, necesita encontrar una fórmula para unirse y presentar un solo candidato, incluso si ya han aparecido cuatro o cinco decididos a dar la batalla contra el MAS, pero también a imponerse sobre las otras posibilidades de oposición.

53% de rechazo: Estas cifras vienen a confirmar las que desde hace un año manejaban algunos analistas de La Paz, para quienes la posibilidad de derrotar al MAS y al presidente EMA en las próximas elecciones no es una tarea imposible.

Según esas cifras, el objetivo de la oposición tendría que proponerse impedir que EMA logre más de 40%, pero como segunda condición, que el candidato que le siga en preferencia esté a más de 10 puntos porcentuales de distancia.

Uno por uno: La revista Poder y Placer, que ahora cumplió cinco años de vigencia, hizo la encuesta precisa. Enfrentado a un solo candidato opositor, ¿con cuál de ellos el presidente EMA no lograría obtener una ventaja mayor a 10%.

Sólo Samuel Doria Medina estaría en condiciones, dice la encuesta, que reduce la diferencia a solamente tres puntos (40% contra 37%).

Renunciamiento: Doria Medina ha dicho que si una encuesta bien hecha estableciera que hay otro opositor con mayores posibilidades que él de enfrentar al presidente EMA, lo apoyaría con todas sus fuerzas.

Hasta el momento, sólo Ernesto Suárez ha mostrado un grado de renunciamiento semejante, cuando aceptó que el candidato Carmelo Lens vaya como único representante de la oposición en el Beni.

Dudas sin miedo: Juan del Granado, según Poder y Placer, perdería por más de 10 puntos porcentuales frente a EMA. El exalcalde de La Paz se mantiene inconmovible en su determinación de no llegar a acuerdos.

Pero deja abierta una gran duda: el candidato del MSM podría ser otro, quizá Luís Revilla.

Candidato sin rostro: Otras encuestas dicen que el electorado estaría dispuesto a apoyar a una “figura nueva”. Un candidato sin rostro, pero nuevo, tendría mayores posibilidades que cualquier otro.

Aquí comienzan los forcejeos. Juan del Granado es una figura tradicional y sus seguidores aseguran que Doria Medina también lo es, porque salió del MIR.

Ruleta política: La pregunta del millón en este momento es hasta qué punto se puede esperar que las posturas de los candidatos, como Ariana Gil, están decididos a ir de todos modos o están esperando llegar con posibilidades a un acuerdo de la oposición unificada.

En el frente oficialista, con el traspié que tuvo el ministro Carlos Romero en el caso del sicario, no hay rivales para García Linera como candidato acompañante.

 

Comments are closed.