La minería está produciendo más ingresos que el gas natural, pero los mineros (trabajadores y empresarios) están molestos con el gobierno, que no les da garantías para el trabajo.

La semana pasada se reveló que los ingresos de la minería volvieron a ser los primeros, superando a los del gas natural por primera vez en varios años.

En el primer semestre, las exportaciones del sector minero sumaron US$ 1.683MM, por encima de las exportaciones de gas natural, que llegaron a US$ 1.651MM.

Pero al mismo tiempo la Federación Sindical de Trabajadores Mineros y la Federación de Cooperativas Mineras repitieron su pedido para que el gobierno les dé garantías.

Desde Oruro, Potosí y Tupiza han partido mineros en una marcha de protesta por el hecho de que en este momento hay por lo menos veinte minas tomadas por los ayllus.

Grave conflicto el que tiene el gobierno, porque para dar garantías a la minería deberá dar la espalda a los pueblos originarios del altiplano que han adoptado la costumbre de ocupar minas por la fuerza cuando los precios están altos.

El conflicto se ha hecho más difícil ahora que el gobierno desea, de veras, dar esas garantías a los inversionistas, pero al mismo tiempo quisiera retener el apoyo de los pueblos indígenas del altiplano.

Con los pueblos de las tierras bajas, que son pocos votos, el gobierno no tiene problemas, pues les ha dicho que no pueden perjudicar a las empresas petroleras.

Pero los pueblos del altiplano equivalen a muchos votos, igual que los cooperativistas mineros que, sumados a los sindicalizados, pasan de los 100.000.

El dilema político está demorando la elaboración de la ley de minería cuando el gobierno estaba empeñado en dar todas las garantías para que lleguen las inversiones.

El estilo de decir si y no cuando conviene ha encontrado un hueso muy duro de roer.

 

Comments are closed.