Las empresas invierten fuera de sus fronteras ya sea para producir de forma más eficiente, o para abrir nuevos mercados. Los flujos de inversión directa son beneficiosos para los países desarrollados porque generalmente implican transferencia de tecnología.

Según el Reporte de Inversión Mundial 2011 de la Conferencia de las Naciones Unidas en Comercio y Desarrollo (UNCTAD por sus siglas en inglés), a nivel mundial la Inversión Extranjera Directa (IED) se está recuperando y casi ha alcanzado las cifras anteriores a la crisis financiera de los países más desarrollados de 2008. A nivel mundial la IED aumentó en 5% entre 2009 y 2010. Según la UNCTAD, la IED pasará de US$1,24 billones en 2010 a entre US$1,4 y 1,6 billones en 2011.

Por primera vez en la historia, el flujo de IED que va a los países en desarrollo superó lo que reciben las economías avanzadas. Aun así, EEUU sigue siendo el mayor receptor de IED, US$ 258.000MM (49% más que en 2009) seguido por China con 106.000MM (11%más que en 2009).

El mayor crecimiento en IED en 2010 se detectó en el Este y Sureste asiático, 34% mientras que en América Latina el incremento fue de 14%. África y el Sur de Asia y los países del este europeo presentaron reducciones.

Categorías de desarrollo: Una de las importantes revelaciones del informe es que se está generando una brecha entre los “países emergentes y los menos desarrollados”. Estas nuevas categorías se hacen evidentes en las reducciones de los flujos de inversión a los países más pobres de África y otras regiones.

IED en la región: La Inversión Extranjera Directa (IED) en América Latina y el Caribe aumentaron 13% en 2010 con respecto al año anterior, alcanzando un capital de US$159.000MM. Estas cifras muestran algunas distorsiones muy fuertes que llegan de los paraísos fiscales del Caribe.

Paraísos fiscales: Centro y Sur América recibieron US$ 111.103 MM de IED durante 2010, un incremento de 46,6% con respecto a 2009. El Caribe recibió US$ 48.068MM, de los que las Islas Vírgenes e Islas Caimán recibieron US$ 43.420MM.

En Sur América, que como sub región recibió US$ 86.481MM en 2010, Brasil se quedó con la mayor parte; 56% (48.438MM), Chile está en segundo lugar con 17,45% (15.095MM). Perú ocuparía el tercer lugar con 8,47% (7.328MM), seguido de cerca por Colombia con 7,81% (6.760MM). Bolivia con 0,7% (622MM), supera a: Paraguay, Guyana, Surinam, Ecuador y Venezuela.

Los mediterráneos: Bolivia figura en el estudio en una categoría muy exclusiva de países pobres mediterráneos. Según el reporte de UNCTAD, el flujo de IED a los 31 países mediterráneos en desarrollo, cayó en12% en 2010 con respecto al año anterior. Estos países ahora representan el 3,6% de la IED en los países en desarrollo; en 2009 recibieron el 4,5%. Según el informe, “Desventajas geográficas inherentes y debilidad macroeconómica han perjudicado el desempeño general de estos países. También enfrentan graves restricciones para atraer flujos de IED, que incluyen el reducido tamaño de sus economías, debilidades de infraestructura y altos costos de transporte”.

 

Comments are closed.