La desastrosa elección judicial de este fin de semana llegó cuando el presidente Evo Morales enfrenta la peor crisis de identidad de su gobierno, agravada por una situación económica que él mismo definió como insostenible.

Una marcha incómoda: La elección no logró rivalizar con la expectativa creada por la proximidad a La Paz de una marcha de indígenas que partió el 15 de agosto del Beni y que denuncia las traiciones del gobierno a los aborígenes y a la Pachamama.

Angustiado por la crisis de su programa de gobierno, el presidente Morales pidió la semana pasada a sus bases algunas ideas que le permitan elaborar la nueva agenda de su gobierno.

Nuevos aliados: Los únicos que respondieron a esta convocatoria fueron los empresarios privados, que le han recordado otro tipo de traición: la falta de leyes claras para las inversiones.

Daniel Sánchez, presidente de la Confederación de Empresarios Privados ha ofrecido al gobierno asistir a las reuniones que hagan falta para coordinar la agenda económica, pero las organizaciones sociales no han respondido todavía a la invitación presidencial.

Nueva agenda: Lo que han dicho las organizaciones sociales es que la “agenda de octubre” de 2003 ha sido traicionada por el gobierno, pues elaboró una constitución que no respeta y no ha expulsado todavía a las empresas petroleras.

Las expresiones del presidente y de sus voceros permiten advertir que el gobierno está más inclinado a aceptar los aportes de los empresarios privados a la nueva agenda que las exigencias de los sectores radicales.

Dilema interno: En este panorama, la llegada de la marcha de los indígenas del oriente sólo subraya la profundidad del dilema del gobierno, dilema que tiene dividida a la amplia alianza que es el MAS.

El partido que llegó al gobierno en enero de 2006 ha cambiado tanto desde entonces que el primer vocero presidencial y un exviceministro se sumaron a la marcha de los indígenas. El ex ministro de Gobierno, Alfredo Rada, se sumó la semana pasada a la corriente de exmasistas que critican al gobierno.

Conceptos encontrados: Los ideólogos del masismo original dicen que en el entorno del presidente Morales predominan los “desarrollistas”, que no están dispuestos a ceder ante los “pachamamistas”.

Estos conceptos no son del vocabulario del presidente Morales, pero los traduce en una interrogante: “¿Si no vamos a explotar el petróleo (de la región amazónica o de la serranía chaqueña) de que vamos a vivir?

Los indígenas que están a punto de llegar a La Paz dicen que todo el conflicto por la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos se debe a que Morales quiere que el parque TIPNIS sea la herencia que deje a los hijos de los cocaleros del Chapare.

Es la economía:
La amenaza mayor contra el gobierno es la situación de la economía. Se trata de una situación muy frágil, según la definición de la Fundación Milenio, divulgada la semana pasada.

El sector productivo está dañado y los únicos sectores dinámicos son los no transables. (ver página 3).

 

Comments are closed.