Un informe de Dow Jones de la semana pasada dijo que podría estar pasando la mala racha de las inversiones petroleras en Bolivia que comenzó con la “nacionalización” de 2006.

Alude a las noticias de que la francesa Total, la rusa Gazprom y la británica BP han decidido invertir en Bolivia, atraídas por las nuevas condiciones tributarias creadas en reserva.

Pero los empresarios nacionales siguen esperando que el gobierno apruebe las leyes básicas de la economía, comenzando por la ley de inversiones.

Las organizaciones de los empresarios hicieron saber al gobierno que desean aportar con sus ideas para la elaboración de la nueva agenda del país (ver edición anterior).

En las últimas semanas el gobierno ha estado creando condiciones tributarias especiales para las cooperativas mineras y ha anunciado la aplicación de plazos flexibles para el pago de los impuestos de los autos ingresados de contrabando.

Los ingenios mineros de Potosí han pedido formalmente que el gobierno los libere del pago de impuestos, del mismo modo que hizo para las cooperativas.

  • El estilo de aplicar la dura ley con el sector formal y la ley blanda para el sector informal se a hecho muy notorio.

La semana pasada, un almacén de combustible boliviano introducido de contrabando en Perú se incendió en Ilave (Puno).

Se conoció a raíz de ese accidente que en el país vecino funcionan grifos clandestinos para la venta de combustible boliviano.

Mientras los contrabandistas tienen libertad de acción para llevar ese combustible al exterior, los empresarios bolivianos son tratados con rudeza por el SIN porque no venden con factura.

 

Comments are closed.