La semana pasada se anunció que el canal de Tv PAT fue comprado por un inversionista con ninguna experiencia en las comunicaciones. Y al mismo tiempo se informó que el gobierno está preparando una ley de medios.

En La Paz, en medios periodísticos se dice que ahora el gobierno tiene tres canales para contrarrestar lo que dice Unitel. Pero ocurre que Unitel también está actuando de manera extraña, como teniéndole miedo al gobierno.

En efecto, no se ha dado ninguna explicación para la desaparición del programa periodístico de mayor audiencia en el país, “El Abogado del Diablo”, que salió del aire en enero pasado.

Las interpretaciones de los periodistas paceños es que el gobierno llegó a la conclusión de que el mencionado programa tenía una estructura que no permitía ninguna posibilidad de control, por lo menos para lo que vayan a decir los invitados con pensamiento independiente.

En los demás canales de Tv se ha optado ahora por difundir programas periodísticos que mezclan la información con la farándula, de tal modo que el espacio queda sin valor político.

En el panorama de las radios, la situación es similar, con emisoras que están trabajando conscientes de que tienen la espada de Damocles pendiente de sus cabezas.

Se sabe que radio Panamericana, que no fue vendida a capitalistas del gobierno, tiene ahora muchos problemas técnicos, pues han surgido emisoras con frecuencias demasiado próximas, que terminan anulándola. Eso ocurre en Santa Cruz y está comenzando a ocurrir en Tarija.

Lo curioso es que cuando más avanza el control de los medios, ya sea porque son comprados o intimidados, más baja la popularidad del gobierno. Es algo que ningún experto ha podido explicar hasta ahora.

Esta situación es parecida a la que se da en Venezuela, donde hay un control total de los medios, pero a pesar de eso el candidato oficialista está con problemas y podría perder las elecciones del 7 de octubre.

 

Comments are closed.