Los indicadores de la economía, dominados por los altos precios de las exportaciones, son engañosos, dice un balance de la Fundación Milenio, pero los organismos internacionales han optado por elogiar la política económica boliviana.

Promedios difíciles: El informe de Milenio alude al hecho de que el crecimiento de la economía del año pasado fue de la mitad del promedio de crecimiento de los países vecinos y menciona el hecho de que entre 2001 y 2010, el PIB per cápita de Bolivia creció en 21% mientras que el promedio de América latina fue de 32%.

Festejo presidencial: La difusión de este balance en que se observa el pobre desempeño de la economía boliviana frente a la región coincide con las expresiones de triunfalismo del presidente Morales, que considera la crisis de EEUU como el fracaso del capitalismo y el éxito de las propuestas alternativas.

El ministro de Economía, Luís Arce Catacora, recomendó a los ahorristas pasarse del dólar a la moneda nacional, pero no dijo qué estaba haciendo el gobierno ante la crisis norteamericana.

Iniciativas ajenas: El Banco Central brasileño, en cambio, ha tomado la decisión de comprar papeles de la deuda de EEUU, ahora que están con precios deprimidos.

Por iniciativa del presidente de Ecuador, Rafael Correa, los ministros de economía de la Unasur se reunirán esta semana y la próxima para elaborar una estrategia de acción conjunta frente a la crisis de EEUU.

Analistas internacionales dijeron la semana pasada que una crisis mayor del dólar haría que las reservas de los bancos centrales del mundo registren diferentes efectos.

Las reservas en moneda norteamericana perderían su valor pero las que están en oro, e incluso en bonos del tesoro de EEUU, podrían ganar. (Alrededor de 60% de las reservas internacionales de todos los bancos centrales del mundo están en dólares norteamericanos).

Créditos instantáneos: El gobierno boliviano no ha elaborado ninguna estrategia ante esta crisis, aparte de las expresiones de triunfalismo aludidas.

Existe la sensación de que si no fueran los precios altos de las exportaciones, el país estaría en una profunda crisis.

De todos modos, la semana pasada el gobierno boliviano recibió la visita del presidente del BID, Luís Alberto Moreno, que ofreció créditos por US$ 504MM al presidente Morales. No es solamente la CAF la que concede créditos instantáneos a Bolivia: ahora es también el BID.

Las falencias: Pero la falta de leyes, como la de inversiones, y de garantías para la empresa privada, además de políticas dirigidas a ayudar a abrir mercados para los productos bolivianos están causando estragos. Es algo que los organismos internacionales no parecen observar.

La semana pasada, El Diario de La Paz informó que las micro y pequeñas empresas de El Alto están sintiendo la falta de mercados externos para sus productos y algunas de ellas han optado por emigrar hacia Perú y Chile.

La información dice que Ametex, una de las empresas más exitosas del sector textil, ha entregado 200 cartas de retiro.

 

Comments are closed.