La petrolera estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) analiza con la argentina YPF la exploración en el área colindante con las Islas Malvinas, informó el presidente de la empresa venezolana, Rafael Ramírez Carreño.

“Hablamos de la necesidad de realizar exploración por gas y petróleo” dijo Ramírez. Argentina es el segundo mayor comprador de gas natural de Bolivia después de Brasil; Venezuela es el principal proveedor de derivados de petróleo de Bolivia, US$ 1.025 MM en 2011.

Que Argentina encuentre petróleo o gas natural en la zona de las Malvinas sería un gran golpe geopolítico para el vecino país. En cuanto a que dejen de necesitar de nuestro gas, esto es muy poco probable.

Según La página de economía y finanzas de El Diario de La Paz,

Argentina ahorrará US$ 227 MM hasta fin de año en importaciones de gas natural licuado que llega a sus dos plantas de regasificación en Escobar y Bahía Blanca. El ahorro lo logrará gracias a un aumento del 2,67 MMm3d (millones de metros cúbicos día) en la venta de gas boliviano.

Este es el gas que debía ser usado para el proyecto siderúrgico del Mutún. El volumen no alcanzó para los requerimientos del proyecto nacional. Ahora a Argentina le beneficia que no tengamos industria siderúrgica.

Argentina ya tiene mayores reservas de gas que Bolivia, gracias a la nueva tecnología de extracción de gas no convencional. Nuestro mayor cliente que es Brasil, también tiene mayores reservas que Bolivia.

Varios oyentes han preguntado, escribiendo a Análisis Bolivia.com, porqué es que siguen comprando nuestro gas, o si esto significa que dejarán de hacerlo en el futuro.

En realidad a los vecinos no les conviene dejar de comprar nuestro gas ni dejaran de hacerlo. EEn el caso de Brasil, que ya podría autoabastecerse, el gas boliviano les resulta más sercano a sus centros de consumo. Ademas, el ducto ya está allí.

Además, si se cumple la predicción brasileña de que encontraran gas debajo del ducto que lleva el gas Boliviano, aun así tendrían un incentivo para seguir consumiendo gas boliviano; Por un tema de conservación de sus recursos.

Quienes debemos estar preocupados somos los bolivianos, no sólo porque ahora tenemos menos reservas de gas que nuestros vecinos, sino porque nos estamos quedando sin gas natural hoy.

Bolivia tiene el potencial de los países en desarrollo muy pobres y es que hay mucho por hacer. Hay industrias por desarrollar, estas industrias necesitan de energía, como ya lo hemos visto con la siderurgia.

La falta de energía disponible para emprendimientos en Bolivia es un tema conocido por los empresarios locales. Con la salida de la Jindal, lo saben ahora también los inversionistas extranjeros.

Esto podría explicar en parte la falta de inversión;

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Oscar Calle, que Bolivia haya recibido el año pasado solamente 0,7% de las inversiones extranjeras que llegaron a América latina. Aunque él lo atribuye a la falta de seguridad jurídica.

 

Comments are closed.