Según un informe del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE). Las carreteras son el medio de transporte preferido para las exportaciones nacionales.
Esto excluyendo por supuesto a los ductos por los que Bolivia vende su gas natural a Brasil y Argentina. Estos ductos llevarían el 86% del volumen de las exportaciones del país.
Pero los caminos y las carreteras serían el segundo medio más grande de trasporte de las exportaciones, más aun el valor de las exportaciones que se hacen vía carretera aumentó en 27% durante el primer trimestre de este año comparado con el primer trimestre del año pasado.
Estas cifras ayudan a ilustrar lo dañinos que pueden ser los bloqueos carreteros para las exportaciones del sector privado en Bolivia.
Los exportadores de Bolivia consideran que el paro general e indefinido protagonizado por la Central Obrera Boliviana (COB), es preocupante para el sector y que las pérdidas podrían situarse entre los 6 a 8 millones de dólares por día.
“La situación es realmente muy preocupante, estamos viendo que los bloqueos están acrecentándose casi a nivel nacional y el daño otra vez es irreparable”, dijo el presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (CANEB), Guillermo Pou Mont
Los exportadores también están preocupados por los daños a largo plazo que generan los bloqueos. En muchos casos los exportadores deben pagar multas por los retrasos en el envío de productos; en otros casos los contratos pueden ser cancelados por no entregar a tiempo.
La credibilidad de las empresas exportadoras bolivianas también sufre los efectos del cierre de las carreteras.
El perjuicio no se limita a los exportadores, según El Diario de La Paz, Los más de diez puntos de bloqueo que existen en el país llevan a que el sector productor pierda US$14MM diarios y el transporte pesado con mercadería continúe varado en los caminos interdepartamentales.
Según el presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), Wilfredo Rojo, las pérdidas por los bloqueos para el país asciende aproximadamente a $us 14 millones diarios y el departamento cruceño pierde $us 6.8 millones.
Rojo, indicó que la carga desde Santa Cruz que transita hacia Cochabamba para su reembarque con destino a Perú o Chile tiene un movimiento de 145 camiones por día, que mueven más de 5 millones de toneladas de carga como: soya, girasol, derivados, maíz, sorgo, madera, minerales y cuero entre otros. En esta vía, sólo los exportadores dejan de mover US$2,38 MM cada día.
Según Rojo “El Gobierno, desde hace mucho tiempo, debería implementar un gabinete de crisis, que resuelva y se adelante a este tipo de amenazas que perjudica la imagen del país”.
Como ya había mencionado, no son solo las exportaciones lasque son afectadas por los bloqueos. Ahora que el abastecimiento de alimentos depende fuertemente de la importación de alimentos, los bloqueos también generan desabastecimiento y por lo tanto también inflación.
Esta semana se logró reducir el precio del arroz en el mercado interno tras el anuncio de una nueva importación de 200.000 quintales de arroz.
Son varios los productos de primera necesidad que Bolivia importa, ente ellos por supuesto, el combustible como diesel, y gasolina, además de GLP para las garrafas.
Ayer se anunció que las importaciones de combustible podrían bajar a US$900MM este año, recordemos que el año pasado superaron los US$1.000MM.
Los bloqueos de caminos perjudican a los productores nacionales, pero desde el punto de vista de las importaciones de combustible son una buena noticia para YPFB que debe importar menos combustible cundo los caminos de Bolivia no se mueven.

 

Comments are closed.