La subvención al pan en este año alcanzará a Bs 412 millones, la información fue proporcionada por la ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, quien explicó que para este año se proveerá a los panificadores 2 millones de quintales y cada sacó tendrá una rebaja de Bs 5 respecto al año anterior, es decir que costará Bs 130.

Según ANF, el Gobierno aprobó este miércoles un Decreto Supremo por el cual se presupuestó para este año la suma de Bs 412 millones para subvencionar la compra de harina, que representa un incremento del 21% con relación al 2013, cuando se presupuestó Bs 341 millones.

El objetivo de este incremento es mantener congelado el precio del pan de batalla en Bs 0,40, además que también se cubrirá una parte del precio de las amasadoras que se hará entrega a los panificadores, informó la ministra.

Las subvenciones consisten mayormente en importar harina de trigo y venderla a precios subvencionados.

En 2012 el Estado destinó Bs376 millones y en 2013 presupuestó Bs341 millones. La medida favorecerá a  los panificadores, garantizando así que el precio del pan de batalla se mantenga en 40 centavos de boliviano la unidad de 65 gramos durante la gestión de 2014.

Para el país esta es una subvención muy importante dados los niveles de desnutrición y pobreza. Según la FAO, 20% de los niños menores de 15 años en Bolivia sufren de desnutrición.

La medida de importar trigo no es del todo eficiente. El año pasado la táctica de comprar harina extranjera sufrió un duro golpe cuando Argentina prohibió las exportaciones de harina de trigo.

Argentina lo hizo porque se estaba quedando sin trigo debido a una serie de políticas que resultaron en desincentivos a la producción. Una de estas políticas es el control de precios.

Lamentablemente en Bolivia algunas de estas políticas se están reproduciendo con exactamente el mismo efecto. Las prohibiciones  a las exportaciones y el control de precios de los productos agrícolas resultan en desincentivo  a la producción.

La semana pasada, El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (ANAPO), Demetrio Pérez, sostuvo que la producción de trigo cayó en 50 % en la gestión 2013, y que la proyección del gobierno para cubrir la demanda en un 90 % hasta el 2015, con miras a alcanzar la autosuficiencia, está en riesgo.

Otro de los desincentivos a la producción agrícola en Bolivia son los avasallamientos. Según el Día de Santa Cruz, Un supuesto cabecilla de un grupo de tomatierras, Venerable Huanca Gutiérrez, quien fue aprehendido por la Policía el pasado domingo, era funcionario en el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, cartera de donde fue echado por estar involucrado en los actos de avasallamiento de tierras. Y pedir dinero a nombre de la Ministra.

“Los delitos por los que se acusa a Venerable son de asociación delictuosa, robo agravado, allanamiento de domicilio, amenaza de muerte y ganancias indebidas.”

Este es un primer y alentador caso de detención de líderes de los asaltantes de tierras que perjudican la seguridad jurídica y la capacidad de producción agrícola de Santa Cruz.

 

Comments are closed.