El tema del aumento salarial sigue sin solución los dos bandos, el gobierno por un lado y los trabajadores por el otro, no se han mostrado dispuestos a cambiar de posición.

La inflación, según el Instituto Boliviano de Estadísticas (INE), en 2012, fue de 4,54%.Se espera que esta cifra sea la base para el incremento. O al menos esto es lo que han dicho desde el ministerio hasta ahora.

La Central Obrera Boliviana (COB), pide que el incremento salarial debe emerger de la base de la canasta familiar que fijó en Bs 8.300.

El problema es que el gobierno y la COB manejan diferentes conceptos de lo que es la canasta familiar y la inflación.

Según Los Tiempos de Cochabamba, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, declinó ayer pronunciarse sobre el porcentaje de incremento salarial que el Gobierno ofrecerá al sector laboral para 2013,   arguyendo que la cifra todavía está “en plena evaluación”.

Pero hay otros problemas en la economía nacional, según El Diario de La Paz, el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda, informó ayer que el sector productivo del departamento de Santa Cruz es víctima permanente de avasalladores que se instalaron en 68 propiedades privadas en los últimos siete años.

Recalcó que hasta la fecha no existe ninguna respuesta por parte del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) a las denuncias realizadas, por estos hechos ilegales.

Hasta el año pasado cuando se hacían las últimas denuncias la cuanta de productores agrícolas que denunciaban avasallamientos era de 53. En los últimos dos meses, este número habría crecido a 68.

“Son varios grupos organizados que se dedican a estos actos delincuenciales de invasión de propiedades en diferentes zonas”, manifestó Roda.

Agregó que estos grupos se identifican como comunidades indígenas o campesinas provocando cuantiosas pérdidas económicas al sector productivo.

“Pedimos al INRA que investigue estas ilegalidades y tome cartas en el asunto, además tenemos que tomar en cuenta que estamos en una etapa de siembra de verano y los agricultores tanto nacionales como extranjeros se ven perjudicados”, clamó el presidente de la CAO.

Roda también mencionó al sector ganadero que es otro de los perjudicados por estos avasallamientos puesto que los predios ubicados en San Javier y Guarayos también fueron tomados por estos grupos.

“Los ganaderos no sólo son víctimas de las tomas ilegales de sus tierras, sino que también estos avasalladores realizan abigeato (robo de ganado) en estos predios”, añadió Roda.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Demetrio Pérez, explicó que este un tema que data desde hace siete años y que existe un estancamiento por estas tomas de tierras privadas ya que si esta situación no se logra frenar afectará los volúmenes de producción.

Si se toma en cuenta los antecedentes, los agrícolas tienen las de perder. Con 68 casos no son ni una cuarta parte de los avasallamientos que se han dado en este periodo en la minería.

Es un tema de seguridad jurídica que perjudica enormemente la producción, en Minería los avasalladores, es decir los asaltantes de empresas han salido ganando, ya sea por inacción de las autoridades que se rehúsan a sacar, por la fuerza, a los invasores de empresas. O en el caso de Colquiri y Mallku Qota los avasalladores terminen siendo socios del Estado.

 

Comments are closed.