Según un análisis de Rolando Carvajal, publicado en medios digitales Los costos recuperables muestran un ascenso constante durante el gobierno de Evo Morales; de US$295 MM en 2007 a un estimado de US$ 1.085 MM el año pasado, para cerrar en 4.931 MM reportados.

Pese a la información contradictoria, oculta y parcial −con datos oficiales eliminados ahora de la página digital de la empresa petrolera estatal pero conservados en otros archivos, y cruzados con cifras de la Fundación Jubileo y otros centros de estudio−, se pudo establecer que los costos recuperables muestran un ascenso constante, de US$ 295 MM en 2007 a un estimado de 1.085 MM el año pasado.

Según estas cifras: El gobierno observó un 1.8% de los costos recuperables de las empresas petroleras y rechazó un 1%, mientras que la retribución de estas operadoras alcanza a unos US$ 7.996 millones de dólares.

Es decir que las empresas multinacionales que trabajan en hidrocarburos recibieron más por costos recuperables que por utilidades. Son US$4.798 millones oficialmente reconocidos para esos costos, y una utilidad o ganancia de US$ 3.198 millones entre 2007 y 2013.

En otros temas económicos destacados el tema del narcotráfico sigue vigente como tema electoral tras la sorpresiva votación de Aecio Neves en Brasil.

Uno de los puntos fuertes de la campaña de Neves fue el de plantear una mano dura contra el narcotráfico

Aecio Neves, del partido social demócrata de Brasil, dijo que en su gobierno él rompería relaciones diplomáticas con Bolivia hasta que aquí se cumplan las leyes sobre restricción de cocales y se controle realmente el narcotráfico.

Para Bolivia el tema es importante pues Brasil es el mayor comprador de gas del país y si Neves es electo tendría que negociar un nuevo contrato para el gas con Evo Morales que es además de presidente de Bolivia, presidente de un grupo de productores de coca que es la materia prima del narcotráfico.

Las cifras sobre el narcotráfico son difíciles de establecer pues es un negocio ilegal pero el Vicepresidente Álvaro García Linera recientemente dio algunas cifras.

Según el vicepresidente “En 2001, el narcotráfico representaba el 10% del Producto Interno Bruto (PIB), es decir que de cada 100 bolivianos, el narcotráfico generaba 10 bolivianos. Hoy el narcotráfico no pasa del 1,5% del PIB”, aseguró.

Es decir que según el propio vicepresidente el narcotráfico representa unos US$ 540 MM. Según Carvajal; esto de por sí representaría un incremento significativo desde el 2005, año anterior a la llegada de Evo Morales al poder, cuando se estima que el ingreso de narco-dólares era de 391 millones.

Sin embargo, de acuerdo a cifras manejadas por el ex zar antidroga Ernesto Justiniano, el ingreso del narcotráfico sería casi el doble de lo señalado por García Linera, más precisamente 906 millones de dólares (2,5% del PIB).

La participación del narcotráfico en la economía Boliviana ha sido un tema electoral en Brasil pero no en Bolivia. Al menos no de forma directa. Se lo ha visto por el lado de la criminalidad y la presencia de grupos armados y asesinatos en Bolivia.

El ministro de Trabajo, Daniel Santalla, reconoció ayer que cerca de los 4.700.000 bolivianos que pueden trabajar en Bolivia sólo el 30% tiene un empleo formal. Es decir que unos 3,3MM de bolivianos trabajan en el sector informal que incluye: empleos en negocios que serían legales si pagaran impuestos y aportes patronales, pero también el contrabando y el narcotráfico.

Entonces, 70% de la Población económicamente activa de Bolivia es informal o ilegal un sector en él que el narcotráfico también tiene una fuerte presencia, pero según el vicepresidente este sector sólo genera el 1,5% del BIB.

 

Comments are closed.