Stephen Briggs, un analista de BNP Paribas SA en Londres, reconocido por Bloomberg como el analista con las predicciones más precisas durante los últimos dos años, cree que el precio del estaño promedie 11,34 US$/libra fina en 2014.

El presidente Evo Morales pidió ayer a los sectores mineros  consensuar la aprobación del proyecto final de  la Ley de Minería, con el fin de que pueda promulgarse a fines de este año “como regalo de Navidad”.

Morales dijo que “al margen de las diferencias que tenemos con el sector privado, cooperativista, tenemos que ponernos de acuerdo  para aprobarla. A mí también me da vergüenza que después de ocho años de Presidente sigamos con esa ley” dijo

Pero no todos están de acurdo en los detalles de la ley los mineros privados buscan seguridad jurídica y reglas claras para invertir en Bolivia, pero sus opiniones no tienen la fuerza que tienen los pedidos de los cooperativistas, que si bien aportan mucho menos a Estado, emplea a muchísimas más personas y por lo tanto representan una fuerza política muy importante, sobre todo ahora que se viene un año electoral.

Los cooperativistas no tienen un mecanismo de exploración de nuevos yacimientos. El sistema que usan actualmente es el del avasallamiento o los acuerdos con empresas privadas o Comibol para que estas les cedan “áreas de trabajo” a cambio de que los cooperativistas les permitan trabajar.

Este es uno de los problemas que la nueva le debería enfrentar, pero las probabilidades de que esto ocurra son bajas.

El presidente Evo Morales aseguró ayer que el apoyo que recibe de los cooperativistas mineros viene desde 2005 y que a partir de esa fecha son “aliados naturales” y de carácter “incondicional” del “proceso”.

El sentimiento es reciproco: el martes de esta semana, luego de recibir un transformador de energía eléctrica de un valor aproximado de 3,6 millones de bolivianos, la Federación Regional de  Cooperativistas Mineros del Norte de Potosí  garantizó ayer su apoyo al presidente Evo Morales en las elecciones de 2014.

El lunes por la noche el Jefe de  Estado se reunió en el Palacio Quemado  con los cooperativistas de Atocha, quienes le pidieron   más “áreas de trabajo”, según revelaron los dirigentes de ese sector minero.

Se refieren a yacimientos de mineral. Pero para encontrar estos yacimientos alguien ha tenido que invertir en exploración. Alguna empresa privada o estatal, aunque generalmente privada, ha tenido que financiar un proyecto de exploración, lo que implica un riesgo, ya que no hay garantías de que se encontrará un yacimiento viable.

En fin que la exploración es cara y riesgosa, y sólo cuando tiene éxito, es que los cooperativistas las consideran “áreas de trabajo”, sin importar que sean áreas asignadas a las empresas privadas o estatales que las hayan descubierto.

En junio de este año el presidente firmó un decreto en el que entregaba un yacimiento encontrado por la empresa privada la Empresa Minera Himalaya (EMH), a una cooperativa. A la cooperativa que la había avasallado.

La mina ya estaba en manos de Comibol, porque después de ser avasallada fue nacionalizada. Es decir que el Estado es ahora parte del mecanismo de avasallamiento.

Estos son algunos de los problemas que debe resolver la nueva ley de minería que ya lleva 8 años en borrador.

 

Comments are closed.