Esta mañana hay noticias sobre el precio del gas natural y las ventajas de tener disponibilidad de este energético.

Las industrias manufactureras pueden beneficiarse del bajo precio del gas natural para mejorar su competitividad. Lamentablemente este es un fenómeno que se da en EEUU y no en Bolivia.

Según el FT de Londres, las empresas Europeas se han quejado abiertamente sobre la ventaja competitiva de EEUU que cuenta con gas natural abundante y barato.

Los europeos están pagando hasta cuatro veces lo que pagan los estadounidenses por el gas natural.  Esta es una ventaja que podría afectar las inversiones en Europa y llevárselas a EEUU.

EEUU tiene una abundancia de gas natural gracias a las nuevas técnicas de extracción de gas shale, o gas de esquisto, un gas no convencional que hasta hace 10 diez años no se consideraba posible extraer. El adelanto tecnológico de extraer este gas, ha convertido a EEUU en una potencia gasífera, que ha estado transformando sus estaciones para recibir GNL a instalaciones para exportar GNL.

Este es un tema muy cercano a Bolivia. El tema de las exportaciones de gas a EEUU a través de Chile fue uno de los ejes centrales de conflicto en Bolivia durante la llamada guerra del gas. Que resulto en un cambio de gobierno.

La abundancia de gas natural debería también ser un tema familiar para Bolivia pero lamentablemente no lo es. Mientras EEUU saca ventaja de la abundancia de gas natural, y la ventaja competitiva que significa tener energía barata y abundante, Bolivia vive una crisis energética.

El ejemplo más claro es el de la siderurgia del Mutún. El gobierno del presidente Evo Morales ha decidido que, en vista de que falta gas natural para el consumo interno, el proyecto siderúrgico del Mutún usará carbón.

Las autoridades de la Empresa Siderúrgica Mutún (ESM) han anunciado que se proponen comprar los equipos que la brasileña EBX tenía en la zona, equipos diseñados para usar carbón vegetal.

Esto a pesar de la constitución que claramente dice que se debería priorizar el consumo interno. Pero el hierro del Mutún, necesita de 10 MMm3d de gas natural, no es el único caso de falta de gas para el mercado interno.

También está en tema del cemento, que necesita de otros 10 MMm3d de gas natural. A esto se debe sumar el consumo interno de los hogares e industrias, además de los vehículos que usan gas natural.

Esta demanda está creciendo y actualmente oscila entre 5 y 8MMm3d. Por lo que la demanda interna sería de entre 25 y 28MMm3d. Bolivia tiene este gas de hecho Bolivia extrae casi el doble de esto. Según las más recientes cifras de YPFB Bolivia estaría extrayendo de la tierra 56MMm3dde gas natural.

Y esta debería ser una buena noticia para las industrias del país que, como las industrias de EEUU podrían beneficiarse de bajos precios para mejorar su competitividad a nivel mundial.

Pero este no es el caso, de los 56 MMm3d, 31 se van a Brasil y cerca de 17 a Argentina, y en enero de 2013 esto deberá subir a 19MMm3d. por lo que queda apenas para abastecer 6MMm3d el consumo domestico y vehicular del mercado interno.

El artículo 367 de la Constitución Política del Estado dice: “La explotación, consumo y comercialización de los hidrocarburos y sus derivados deberá sujetarse a una política de desarrollo que garantice el consumo interno.”

Claro que el mayor tema energético de discusión hoy es el de la subvención a las importaciones de carburantes como el diesel y la gasolina.

Según la prensa nacional, El diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Galo Bonifaz, planteó el miércoles convocar a una Cumbre Plurinacional para analizar el tema de la subvención a los hidrocarburos.

Las reacciones fueron enormes tras el anuncio de que Bolivia gastara hasta US$ 1.000MM en el subsidio en 2013. Se han presentado colas en los surtidores, la COB y los choferes han pedido no debatir el tema, y las autoridades niegan que habrá gasolinazo, tal como lo hicieron antes del gasolinazo de navidad de 2010.

Pero la crisis actual es la de la falta de gas natural para el consumo interno.

 

Comments are closed.