El precio del WTI cerró ayer por debajo de los US$ 60 el barril tras las declaraciones del ministro de petróleo de Irán Bijan Zangeneh sobre la capacidad de recuperación de las exportaciones de su país cuando se levanten las sanciones internacionales por su programa nuclear.
Según el ministro la capacidad podría pasar de 2,7 millones de barriles diarios a 5,7 millones en 2018. El mercado reaccionó aunque la amenaza es lejana.
Indonesia el mayor exportador de estaño en el mundo redujo sus exportaciones en abril de este año en 2,8% comparada con el año pasado el monto de abril sería de 5,071 toneladas. Las autoridades locales advirtieron que en mayo pondrán restricciones a las exportaciones de empresas privadas y estatales para reducir las exportaciones a 4,000 t.
El objetivo es el de lograr un repunte en el precio del estaño que ha estado cayendo. Y ha llevado a la minería en Bolivia a una crisis como no se había visto en años.
Ayer los cooperativistas marcharon en protesta por la falta de apoyo del gobierno para el sector.
Según Los Tiempos de Cochabamba, El presidente de la Federación de Cooperativistas Mineros (Fedecomin) de Potosí, Carlos Mamani, dijo que la marcha de ayer es una primera medida para que el Gobierno atienda las demandas del sector, el que atraviesa “serias” dificultades.
El ejecutivo de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin), Alejandro Santos, dio su apoyo a la medida de sus compañeros de Potosí.
Fencomin exige  la subvención del estaño a través de la compra de la Empresa Metalúrgica Vinto a 8 dólares la libra fina, a pesar de que la cotización a nivel internacional está en 7,2 dólares; la compra de concentrados por parte de la planta de Karachipampa; la rebaja del costo del material explosivo; y la inyección económica de 100 millones de dólares para el Fondo de Financiamiento de la Minería (Fofim).
Los cooperativistas de Potosí también exigen que se trate la compra de carga de plata de baja ley por parte de la empresa minera Manquiri- San Bartolomé.
Al respecto, el ministro de Minería, Cesar Navarro, en contacto telefónico con este medio, ratificó ayer su postura indicando que “no habrá subvención para ningún sector de la actividad minera” porque sería “una respuesta a la irresponsabilidad de las autoridades y dirigentes” que no supieron aprovechar los tiempos de bonanza.
Sin embargo, Santos informó que el miércoles a mediodía recibieron una nota del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, indicando que el Ministerio de Minería convocará a Fencomin para abordar todos los puntos planteados y que, si acaso quedan puntos pendientes, los abordarán con el presidente Evo Morales.
El tema del mar y la demanda boliviana en la Haya, está distrayendo a la atención de estos temas y hasta de la quiebra de las gobernaciones que pasaron a la oposición.
En los próximos cuatro años, la Gobernación de Tarija no podrá contar con recursos provenientes del TGN, en vista de que la anterior administración ha dispuesto de ellos sin ningún control.

 

Comments are closed.