Según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). También conocida como el club de los países ricos del mundo, ha hecho una predicción sorprendente sobre el precio futuro del petróleo.

Hasta ahora las predicciones a 5 años han estado rondando los US$120 el barril hasta US$90.

Lo sorprendente del estudio de la OCDE, es que prevé un precio de US$190 para el 2020 y advierte que podría llegar a máximos de US$270 el barril.

Las predicciones las basan en las tendencias de consumo de los países cuando su producto interno bruto empieza a subir.

Los países en desarrollo, sobre todo Chine e India que tienen enormes poblaciones empezarán a demandar cada vez mayores volúmenes de petróleo. Sobre todo si sus patrones de consumo siguen las tendencias de otros países en el pasado.

En cuanto al gas natural, según el Diario de La Paz, el jefe de economistas de la petrolera británica BP Christof Ruhl, advirtió que la construcción del gasoducto que llevar gas de Rusia hacia China y el aumento en la producción de gas en EEUU que llegaría al Asia con los nuevos contratos de GNL podrían resultar en una reformulación de la manera en la que se definen los precios en la región.

Ruhl sugiere que se podría presentar una situación similar a la que vive Europa en la que se maneja un precio “spot”.

Esto podría afectar a las posibilidades de Bolivia de firmar contratos de suministro de gas en el futuro ya que nuestros clientes también tienen acceso al GNL que llega en barcos a Brasil y Argentina.

En Bolivia hay una muy interesante y sana disputa por el nombre del grano de oro.

Desde 1980, cuando el país empezó a exportar soya y sus derivados, logró captar ingresos por 7.614 millones de dólares hasta el año pasado, según un análisis del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) basado en datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

A su vez, la producción del grano de oro pasó de 52.500 toneladas en 1980 a 2,6 millones de toneladas en 2012, lo que convirtió a la oleaginosa en el cultivo más importante y en el verdadero “grano de oro” del país, afirma.

Pero hay otro contendiente al título del grano de Oro y es la quinua, que es nativa de nuestro país.

La Cámara Boliviana de Exportadores de Quinua y Productos Orgánicos (Cabolqui), está preparando un encuentro entre los mayores productores de quinua real de Bolivia con los mayores compradores del producto en el planeta.

A fines de este mes se darán encuentro en Bolivia compradores de una veintena de países consumidores de quinua real orgánica. En un encuentro llamado “La quinua real boliviana hacia el mundo” donde se mostrarán las cualidades especiales de este producto que tiene denominación de origen exclusiva a Bolivia.

El mercado de la quinua ha estado creciendo y ha generado un fuerte aumento en la producción en las zonas altiplánicas del país y esto ha despertado preocupación en algunos grupos nacionales e internacional en relación a los posibles daños al medio ambiente y a los delicados ecosistemas de las regiones de mayor producción de quinua en Bolivia.

Un punto central del encuentro que se realizará el 22 de marzo será precisamente la presentación de un proyecto de largo plazo para garantizar la sostenibilidad de las áreas de producción. Otro de los puntos centrales del encuentro será el de resaltar las cualidades únicas del producto Boliviano, especialmente cuando se trata de la producción de productos con variedades genéticas originales y exclusivas a las regiones del inter salar además de orgánicas.

La gerente general de Cabolqui, Paola Mejia, asegura que el nuevo modelo de producción tiene una visión de largo plazo y busca diferenciar la producción de la quinua Boliviana con la de los demás países productores que son cada vez más numerosos.

Según Mejia, la quinua en 10 años podría ser un nuevo polo de desarrollo equivalente a la minería o el gas. Actualmente la industria mueve alrededor de US$80MM anuales.

 

Comments are closed.