Ya se acerca el fin de año y algunos balances preliminares de la economía muestran resultados poco favorables para Bolivia. Según datos del IBCE y del INE, en los primeros 10 meses del año, el valor de las importaciones de productos se incrementó en $us 1.121 millones en comparación con el mismo periodo de 2013 y las exportaciones solamente crecieron en $us 738 millones, significando estas cifras una baja de la balanza comercial en un 13%.

Según algunos economistas consultados por El Deber de Santa Cruz, la reducción de la balanza comercial corresponde directamente al descenso de precios del petróleo -en junio fue de $us 108 y ayer cerró con $us 67 el barril del petróleo- ya que, debido a esto, el Estado recibió menos valor por la venta de este recurso y los gastos para las importaciones -que ya están determinados con precios definidos en

La economía formal está bajo mucha presión en el país. Entre las dificultades que existen para pagar impuestos en el sistema más complicado del planeta según el BM, la falta de seguridad jurídica, los avasallamientos, la competencia desleal del contrabando y el sector informal, la economía formal tiene también que pagar el doble aguinaldo.

Esto ayudaría a explicar porque las cifras económicas que sólo reflejan la economía legal están en un mal momento.

Inclusive el sector estatal está pasando algunos apuros. El dram de Enatex ha sido puesto en manos de la caridad navideña y la compra de bonos de rescate financiero de la estatal textilera. Esta empresa estatal no ha pagado sueldos desde agosto y menos podrá pagar el doble aguinaldo.

Esto parece dar la razón a los fabriles que dicen que el no pueden pagar el doble aguinaldo. Para ellos el ministerio de economía no ha sugerido caridad como en el caso de Enarex si no les ha sugerido a los pequeños y medianos empresarios que se endeuden para pagar el doble aguinaldo.

Pero no todo está perdido, la economía ilegal podría salvar las cifras de exportación.

La más reciente adición de la Carta informativa Siglo 21, analiza las denuncias hechas en Perú sobre un puente aéreo dorado del narcotráfico y lavado de dinero que une a ese país con Bolivia.

El portal peruano OjoPúblico.com que cuenta en su consejo consultivo con Edmundo Cruz, uno de los periodistas que reveló el escándalo de Vladimiro Montesinos, dio la explicación sobre un fenómeno que hasta ahora era inexplicable para Bolivia y es que el país exporta muchas veces más oro del que produce.

OjoPúblico estableció que “un grupo de aerolíneas provenientes de Bolivia ingresó un cargamento de 35 toneladas de oro, en barras de presunto origen ilícito, por el aeropuerto Jorge Chávez”. Los informes aduaneros “arribaron como transbordo oficial dentro de las decenas de vuelos comerciales que partieron desde el terminal aéreo de El Alto (La Paz)”.

La agencia anti drogas de EEUU estaría involucrada en la investigación, y según el informe, “sigue la pista de la cocaína que recogen avionetas bolivianas en la selva peruana y se ha mostrado interesada en identificar a los acopiadores de La Paz que vienen pagando millonarias sumas de dinero en efectivo por el oro extraído” en Perú.

Los aranceles de exportación desde Perú han aumentado y la lucha contra la minería ilegal se ha fortalecido y en febrero se decomisó una tonelada de oro peruano bajo sospecha de lavado de fondos del narcotráfico. Desde entones Bolivia se ha convertido en la mejor opción por las bajas regalías que pagan las cooperativas y porque Bolivia brinda protección adicional contra el alcance de la DEA.

Es otro caso de una ventaja para el sector informal.

 

Comments are closed.