El año pasado la inflación acumulada llegó a 5,54% esta es la cifra oficial presentada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

La cifra ha sido cuestionada y su veracidad ha sido puesta en duda por representantes de trabajadores y por investigadores académicos.

El aumento salarial acordado por el gobierno es hasta ahora la crítica más fuerte que se ha presentado contra la cifra oficial de la inflación en Bolivia. El aumento se ha fijado en 8% casi el doble de la cifra oficial de inflación del año pasado.

Claro que si se toma en cuenta la anterior fórmula para calcular la inflación en el país, la inflación del año pasado fue de 10,7% y el aumento salarial de 8% sería menor a la inflación. (Ver nota El Deber)

Recordemos que en 2007 se cambió la fórmula para calcular la inflación y desde entonces las tasas de inflación han sido mucho menores. En 2011 por ejemplo la tasa oficial de inflación fue de 6,9% mientras que el cálculo con la formula anterior habría dado una cifra de inflación de 20,76%.

Extrañamente ahora que se ha definido el incremento salarial, y el sector privado se muestra preocupado, sobre todo por el incremento sobre el salario mínimo, el gobierno le convendría más desempolvar la anterior formula de calcular la inflación para justificar el alza.

Para hablar con COB, el discurso sería diferente, según informó el ministro de Economía, Luis Arce, el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) acordaron trabajar de manera conjunta en el cambio de la base del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

“En el acuerdo está firmado que vamos a trabajar con la Central Obrera en este nuevo cambio de base que va a haber en el futuro del Índice de Precios al Consumidor”, declaró Arce a los medios estatales.

La anterior vez que se hizo este cambio de base, se logró reducir la inflación sin gran esfuerzo de políticas económicas, pero la credibilidad del INE ha sido puesta en duda.

Volviendo al tema del salario, según ANF, la Cámara de Industria y Comercio (Cainco), señaló que con el incremento del 8% al salario básico y un 20% al salario mínimo, las empresas se verán limitadas en sus planes de inversión y crecimiento, lo que producirá un vacío real en la generación de empleos.

Asimismo, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), informó que hoy sostendrán una reunión de emergencia para tratar el incremento salarial, ya que este está por encima de la inflación de la pasada gestión.

Es un freno a las nuevas inversiones.
Luis Fernando Barbery Paz, presidente de Cainco,  puso de manifestó su preocupación por el incremento salarial pactado entre el Gobierno central y la Central Obrera Boliviana (COB), ya que afectará a las nuevas inversiones.

Barbery también comentó que el objetivo del Gobierno de erradicar la extrema pobreza en 2025, sólo se realizará con inversión, pero con las trabas como esta será imposible.

Pero en el tema de los salarios también se menciona el alza de sueldos para el sector público. Al respecto la cara informativa Siglo 21 trae esta semana un detallado informe del FMI sobre la importancia de contar con un sector público bien remunerado y sobre todo bien educado.

Estudios centrados en el liderazgo muestran que el nivel de educación de los líderes es importante para el crecimiento económico. Pero si bien los líderes marcan el tono y la dirección del gobierno, no son ellos los que lo hacen funcionar.

Según el estudio, la capacidad de un estado para gobernar de  manera inteligente y honesta es crucial para el desarrollo. Pero el análisis del nivel de educación de la población general puede no servir para evaluar la influencia de la educación en el papel que cumple el estado en el desarrollo económico; el nivel de educación de los empleados públicos puede no coincidir con el de la población general.

Dado que “la calidad de la administración pública es mayor en los países de mayor crecimiento económico”, el Fondo sugiere “un sistema de remuneración basada en el mérito puede ayudar a atraer personal capacitado al sector público”.

 

Comments are closed.