La situación de la venta de gas de Bolivia a Argentina fue puesta en duda por el, entonces, embajador de eses país en Bolivia, en sentido de que la nueva administración podría dejar de comprar nuestro gas.

El presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, afirmó que no prescindirá del gas que produce Bolivia, como dijo el ahora ex embajador Ariel Basterio.

Macri, según el Clarín de Buenos Aires dijo que: “Tenemos que volver a integrar la matriz energética de la región, donde Bolivia tiene un muy importante rol para el país del cual no tenemos por qué prescindir”.

Esta fue la única alusión directa el tema del futuro presidente de Argentina. Sin embargo, marcí ha estado de gira por Brasil y Chile. La relación entre Chile y argentina en términos energéticos es lago complicada ya que Argentina se vio obligada incumplir con algunos compromisos de venta de gas a Chile cuando sus propias reservas se agotaron y Argentina se convirtió en un importador neto de gas.

Actualmente Argentina compra gas de Bolivia y también de ultramar a través de dos plantas de regasificación de GNL que le permiten importar gas natural bajo contratos de corto plazo. Por ahora este gas es más caro que el boliviano.

Según America economía, Argentina podría iniciar compras de gas desde países de la cuenca del Pacífico a través de puertos chilenos, mientras espera que entren en régimen grandes proyectos gasíferos a nivel local, dijo el viernes el presidente electo Mauricio Macri, durante una visita a Santiago.

El futuro mandatario aseguró que Argentina buscará disminuir la importación de gas más caro proveniente de mercados en el Atlántico, las que además generan problemas logísticos.

“Mientras tanto, si podemos sustituir importaciones que hacemos nosotros, vía Atlántico, a través de Chile, vía el Pacífico, es algo que está estudiando nuestro ministro de Energía”, afirmó Macri en una rueda de prensa tras reunirse con la presidenta chilena, Michelle Bachelet.

Macri, asumirá la próxima semana la presidencia de argentina en medio de un complejo escenario económico.

El presidente electo dijo además que, una vez que grandes yacimientos de gas en desarrollo inicien su producción, Argentina podrá reiniciar ventas del combustible a Chile tras un polémico corte de suministro en la década pasada que generó incluso conflictos diplomáticos entre los países.

“Las inversiones que ya hemos hecho en los gasoductos que vinculan (a ambos países) pueden usarse de Chile hacia Argentina, y cuando (los proyectos de hidrocarburos) Vaca Muerta y Los Molles entren en régimen de producción, en tres a cuatro años, vamos a volver a poder exportar gas desde Argentina a Chile, con certidumbre”, aseguró.

Esto pone en contexto la importancia del gas boliviano en el panorama regional. En el que Brasil, Perú, Argentina y hasta Chile buscan exportar gas natural, reexportar en el caso de Chile.

 

Comments are closed.