Los inventarios de petróleo en Estados Unidos siguen subiendo y las importaciones están en su nivel más bajo en casi 25 años, según datos de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA).

La producción del petróleo shale no se ha reducido pese a que se han cancelado algunos proyectos por los bajos precios. La explicación es que los proyectos que ya estaban en proceso aún no alcanzan su pico de producción y siguen inundando el mercado

Todo esto significa que el precio del petróleo seguirá bajo. El efecto sobre nuestra economía es considerable. Según el IBCE, el Instituto Boliviano de Comercio Exterior

De enero a septiembre, las exportaciones de Bolivia registraron disminuciones importantes –de 40% en promedio- con sus principales socios comerciales.

Las ventas hacia Brasil bajaron en 35% comparadas al mes de septiembre de 2014, hacia Argentina cayeron en 40% y EEUU 45%.

Estas cifras se reflejan también en la balanza comercial. Es decir en la diferencia entre lo que Bolivia exporta y lo que Bolivia importa.

De enero a septiembre de 2014, Bolivia logró vender $us 2.386 millones más de lo que importó. Este año de enero a septiembre Bolivia importó más de lo que exportó. Importó $us 247 millones más de lo que exportó.

La mala racha de los precios de las materias primas no afectó únicamente a Bolivia la región entera ha visto afectada. El sector petrolero y energético en general está afectado a nivel mundial.

Las inversiones petroleras a nivel mundial caerán en más de US$200.000MM. Hasta la industria de los biocombustible está en crisis ya que en EEUU dicen que no son competitivos cuando el petróleo está por debajo de los US$ 70 el barril.

Por ahora en Bolivia las petroleras tampoco han sido tentadas por los ofrecimientos del vicepresidente de que les daría “premios” y “privilegios” si invertían en exploración. Ahora se sabe que uno de esos “premios”: es que se les pagará US$ 55 por barril de petróleo de los campos que sean descubiertos a partir de ahora. En este momento, el negocio es un absurdo, porque el precio internacional del crudo está por debajo de US$ 50. Pero, como se sabe, la necesidad tiene cara de hereje.

Las petroleras, es cierto, no están invirtiendo en ningún otro país, por la misma razón. No confían tampoco en que el precio vaya a crecer en un futuro próximo, lo que aumenta dramatismo a la situación de Bolivia, que necesita elevar las reservas más rápido que de inmediato.

Las empresas mineras tienen similares motivos para no invertir, pero tienen también que evaluar la inseguridad que vive el sector, por los avasallamientos y asaltos, que se dan en estos mismos días, con muertos incluidos.

Los empresarios del sector agrícola están aterrados por El Niño, los avasalladores, las prohibiciones de exportar, los aumentos salariales que ordena el gobierno, los dobles aguinaldos y, sobre todo, por el contrabando.

 

One Response to 6 noviembre 2015 – Análisis Económico

  1. gil taboada dice:

    Me gusto el articulo, voy ha compartirlo… Yo no se porque el gobierno esta empeñado en realizar inversiones en la minería y en esta época de las vacas flaca, alguien podía explicar si tiene sentido..? Para mi cualquier inversión seria lo mismo que dice el comentario riesgoso, no se sabe cuando subieran el precio de los minerales, menos si las inversiones en las exploraciones serán enteramente positivas, una cosa diferente seria preparar las reservas ya evaluadas para cuando llegue buenas noticias se puedan explotar y beneficiar.