El ministro de Gobierno, Carlos Romero, asefura que no hay plazos para la presentación de los resultados del estudio de la hoja de coca y que este compromiso no fue adquirido por el actual Gobierno con la Unión Europea (UE).

Según Romero, “El estudio de la coca no es un compromiso que asume el Gobierno y no es un compromiso entre el Estado boliviano y la Unión Europea y nunca ha tenido plazos, no es cierto, habría que aclarar la fecha, este es un compromiso que se asume en gestiones anteriores”.

La autoridad señaló que el compromiso de desarrollar un estudio en el que se defina la cantidad de coca que requiere el país para el consumo interno y otros usos, fue producto de un acuerdo entre la UE y pasados gobiernos.

Sin embargo, se sabe que la UE firmó convenio para el financiamiento del estudio, con 900 mil euros en 2008, el mismo que se inicio en 2009 y fue concluido en 2010. Entonces, el gobierno actual planteó la necesidad de realizar tres estudios complementarios que según el propio Gobierno ya estarían concluidos.

El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, afirmó el lunes que no hay una fecha definida para la entrega de los resultados del estudio integral, pero será antes de que finalice este año.

“Los resultados del estudio de la hoja de coca se hará conocer en esta gestión, no podemos dar fechas porque sería irresponsable con el pueblo boliviano”, señaló la autoridad, quien anteriormente anunció que esa entrega sería en octubre pasado.

El estudio es muy importante para por varias razones principalmente por razones políticas, pero desde el punto de vista económico también.

No es una novedad que el narcotráfico moviliza grandes recursos en el país. Pero el estudio de la UE podría ayudar a realizar una tarea que los economistas han estado buscando desde hace mucho; una forma de cuantificar cuánto dinero realmente se mueve en el sector ilegal.

En Bolivia a la coca que se usa para hacer cocaína se le llama excedentaria. Es sólo una forma de olvidar el hecho de que la mayoría de los productores de coca del país están estrechamente relacionados con la producción de drogas ilegales que son consumidas en dentro y fuera del país.

Si el, aún inédito, estudio de la UE realmente logra definir cuanta coca es necesaria para el consumo legal, y cuanta coca realmente se produce en Bolivia, entonces se puede definir cuanta coca es transformada en cocaína en el país.

El precio de la coca y de la cocaína son conocidos por lo que se podría saber con gran precisión cuánto dinero realmente genera la producción de cocaína en el país.

El tema de poder fijar un impuesto sobre la cocaína es uno de los principales argumentos de quienes plantean la legalización de las drogas. Con las cifras del estudio de la UE se podría estimar cuánto dinero pierde el servicio de impuestos.

También se podría saber realmente cuánto dinero debe ser lavado por el narcotráfico en Bolivia. Cuánto dinero del narcotráfico está entrando al sistema y contribuyendo a la inflación. Y muchos otros datos interesantes sobre el efecto de la coca en la economía nacional.

 

Comments are closed.