El precio del petróleo está al alza tras una decisión de Arabia Saudita de elevar el precio de su petróleo. En términos generales el mayor exportador mundial tiene la capacidad de definir su precio.

Fue precisamente esta actitud unilateral de Arabia Saudita que ayudó a reducir el precio a fines del año pasado. Cuando, también por insistencia de Arabia Saudita la OPEP decidió no reducir sus volúmenes de exportación.

En esa oportunidad los saudíes decidieron reducir el precio de su petróleo en sus diferentes contratos con clientes. El resultado como sabemos fue una caída de 50% en el precio del petróleo.

Ahora con las operaciones de petróleo Shale en EEUU ya en contracción, Arabia Saudita ha elevado el precio de su petróleo, que es uno de los más baratos. Para Bolivia como sabemos esto tiene efectos muy importantes.

Sin embargo, la atención del país está concentrada en las declaraciones del equipo de abogados de Bolivia en La Haya.

Mientras tanto en los temas económicos ha vuelto a surgir el tema de la dependencia de Bolivia de las importaciones desde chile.

El tema del diésel Chile se ha convertido en el principal proveedor de diésel para el país. Durante años la dependencia era de Venezuela, pero ese país ya no produce suficiente diésel como para exportar. Mientras aun gobernaba Hugo Chávez Venezuela era el principal proveedor de diésel para Bolivia a un buen precio pero sobre todo con la facilidad de que crédito para la mitad de esas importaciones.

El periódico La Prensa de La Paz, recuerda que: En 2003, gran parte de la población boliviana se movilizó para impedir que el Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada construya un gasoducto para llevar gas natural al país vecino. Sin embargo, Chile se convirtió en los últimos años en el principal proveedor de diésel que se destina principalmente para mover a la agroindustria cruceña.

Las importaciones bolivianas de diésel chileno siguen aumentando. Según las cifras del INE en los dos primeros meses del año las importaciones aumentaron en 15% en volumen, comparada con el mismo periodo del año anterior. Aunque por la caída en el precio internacional del petróleo el valor de esas importaciones cayó.

Según Los tiempos de Cochabamba, La Cámara Departamental de Hidrocarburos planteó ayer un proyecto de trasformación de gas natural a diésel ecológico para abastecer al mercado interno y exportar el excedente a países vecinos con la finalidad de generar nuevas actividades económicas con base en los recursos hidrocarburíferos.

El presidente de la Cámara Departamental de Hidrocarburos (CDH), Cristhian Torrico, explicó que el proyecto se centra en el proceso de industrialización del gas natural para convertirlo en diésel ecológico (GTL), aprovechando la planta de Urea y Amoniaco de Bulo Bulo, para que Cochabamba sea un “escenario potencial” de producción de ese combustible.

El problema por ahora sería que Bolivia no tiene suficiente producción ni reservas de gas para abastecer el mercado interno, por lo que aún no se sabe de dónde saldría el gas para esta operación.

Sin embargo, esta sería una oportunidad para reducir nuestra dependencia de Chile en las importaciones de diésel pero también de las restricciones que impone ese país con sus políticas aduaneras o camineras. Que aun frenan la capacidad exportadora de Bolivia.

 

Comments are closed.