El consumo interno de gas natural en Bolivia ha vuelto a la escena con las últimas noticias sobre inversión en el sector del cemento.

El Deber de Santa Cruz, Este miércoles, seis bancos emitieron un crédito de 120 millones de dólares a favor de la cementera Itacamba. Esta operación se ha convertido en el movimiento financiero más grande que haya realizado la empresa privada en Bolivia.

Alexander Capela, gerente de Itacamba Cemento, indicó que esta nueva partida de recursos se sumará a los 220 millones que están invirtiendo en la construcción de una planta de cemento en la población de Yacuses, distante a 590 kilómetros de la capital cruceña.

Según El Día de Santa Cruz, La inversión total de la planta asciende a 220 millones de dólares y su apertura está prevista para el 2016.

Las entidades que brindarán el crédito son el Banco de Crédito BCP, Mercantil Santa Cruz, Nacional de Bolivia, Unión, BISA y Ganadero

Hasta el momento se han invertido 90 millones de dólares entre obras civiles, provisión de maquinaria y equipamiento.

La producción de la Planta Yacuses llegará a las 870.000 toneladas anuales de cemento, con las cuales podrá abastecer sola un 70% del mercado cruceño.

El tema de la provisión de gas natural para este proyecto y otros de cemento en Santa Cruz y el rsto del país ha sido problemático en el pasado.

Cuando tres empresas de cemento presentaron sus proyectos en Santa Cruz, YPFB aseguró que sólo había gas suficiente para bastecer a una de ellas.

Esta fue una de las primeras admisiones directas de YPFB en sentido de que no tenía suficiente gas natural para cubrir la demanda interna. En marzo de este año YPFB se comprometió a brindar gas natural al proyecto del Mutún, que aún estaba en pie y a Itacamba.

No está claro cuánto gas necesitaran los hornos de la nueva fábrica de cemento ni cuál es el convenio al que se ha llegado con YPFB.

El proyecto del Mutún ya fracasó con la Jindal que llegó al país por invitación directa en 2007 y se fue cuando, según ellos, YPFB se negó a comprometerse a entregarles el gas necesario para la fundición.

En aquel entonces YPFB ofrecía 2,5 MMm3d mientras la Jindal pedía al menos 6MMm3d. Casualmente, tras la partida de la Jindal, Bolivia firmó un contrato interrumpible con Argentina por 2,7MMm3d.

La provisión del mercado interno debe ser prioritaria para YPFB, lo dice la propia constitución. Aun así hay varias quejas de empresas que simplemente no reciben el gas que nec

esitan para operar.

Las declinación de los mega campos de gas natural significa que los volúmenes de extracción empiezan a bajar, esto pondrá una mayor presión sobre YPFB para abastecer al mercado interno y mantener los compromisos de exportación a Brasil y Argentina.

 

Comments are closed.