El Ministerio de Economía, presentó el viernes pasado a la Presidencia de la Asamblea Legislativa el PGE 2015, para su aprobación en el pleno de la Cámara Baja.

Este aún no ha llegado a la cámara de senadores, pero se espera que se hagan algunas modificaciones ahora que el precio del petróleo sigue cayendo.

Ayer el precio del petróleo llego a su precio más bajo en 3 años y esta mañana el precio ha caído aun más. Los países que dependen del precio del petróleo para poder balancear sus presupuestos ya están en problemas.

Para poner el tema en contexto vemos que los expertos calculan que con el precio actual del petróleo las pérdidas para Bolivia alcanzarían entre $us 600 a 700 millones, esto según las estimaciones de José Luis Parada, Secretario de Economía y Hacienda de la Gobernación de Santa Cruz. La caída de ingresos podría ser de $us 977 millones según el economista Carlos Schlink.

Esto es más de lo que Bolivia gasta actualmente en la importación de combustibles. Recordemos que Bolivia importa ahora diésel de Chile, porque Venezuela ya no puede.

El Banco mundial ha publicado una lista de los países dependientes los ingresos petroleros cuyas pérdidas por los bajos precios superan el valor de sus subvenciones. Los países petróleros son famosos por subvencionar sus mercados internos. Por ahora Bolivia no está en la lista principalmente porque no producimos suficiente petróleo; lo nuestro es el gas natural.

Justo cuando los ingresos del país están cayendo por los bajos precios del petróleo llega otra noticia esta vez relacionada a los precios de los minerales que también están cayendo.

El ministro de Minería, César Navarro asegura en un comunicado que “El mercado de venta de los cooperativistas será Karachipampa y el efecto de cualquier rebaja de los precios de los minerales será menor. Entonces, el desafío para enfrentar la caída de los precios de los minerales, fundamentalmente, es la metalurgia”.

Karachipampa sería entonces una especie de mecanismo de subvención para los cooperativistas y las empresas estatales. Al menos si Karachipamapa es el mercado de venta de los minerales como dice el comunicado del ministerio.

Según página Siete de La Paz, el ministro de minería asegura que, el Gobierno viene tomando previsiones ante las bajas cotizaciones. Una de las estrategias es incrementar el volumen de minerales y mejorar la productividad de las minas del país.

La primera opción es vender más minerales cuando el precio es más bajo; que es más o menos la definición de un mal negocio.

La parte de mejorar la productividad sería reducir costos de producción, y esto pasa por reducir trabajadores que como sabemos es un tema muy difícil en el país.

 

Comments are closed.