El Diario: Según la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), la sensación de inmunidad imperante de la economía boliviana parece diluirse dados los resultados de las exportaciones al primer bimestre de 2015. En ese sentido la Cadex señala urge promover políticas públicas orientadas a potenciar y facilitar las exportaciones No tradicionales.

A febrero 2015 los valores exportados cayeron en 27%; análogamente los volúmenes en 6,6%; y el precio promedio de exportación en 22% comparado con el mismo mes del período anterior.

Aunque estas caídas se atribuyen a los bajos precios de las materias primas como el petróleo y los minerales, las exportaciones no tradicionales, de Bolivia muestran una caída de 26% en valor casi 25% en volumen. Esto se debe sólo en parte a que Bolivia ha perdido competitividad por la fortaleza de su moneda frente a las monedas de los vecinos que han devaluado las suyas.

ANF: La exportación de bebidas alcohólicas y no alcohólicas cayó en un 32% en el primer bimestre del año respecto al mismo período de 2014, señala un informe del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) con datos del INE.

El Día, Santa Cruz: Según la Asociación de Confeccionistas y Textileros del país, Acontex, dicen haber sufrido en lo que va del año una caída del 50% en sus exportaciones, sobre todo de jeans, cuyo producto desde hace más de 30 años es exportado a Brasil y Argentina, cuyos mercados cayeron debido a la situación cambiaria de su moneda que en los últimos meses se ha devaluado.

El caso de los pantalones es importante porque toca en el tema de los textiles. Un sector en el que el estado ha tratado de ingresar con resultados muy pobres.

Página Siete: En los últimos dos meses, seis tiendas  de las 17 que tiene la  Empresa Pública Nacional  Textil (Enatex) en  el país fueron cerradas porque no pagaron   alquileres, denunciaron los trabajadores.

La diferencia cambiaria es uno de los problemas de la industria textil en el país. En el mercado interno el contrabando de ropa usada es por supuesto el mayor enemigo de los trabajadores bolivianos.

Para luchar contra este contrabando se ha creado una fuerza conjunta entre la Aduana y las fuerzas armadas. Entre los dos no han podido poner un pie en la feria de ropa usada de El Alto. Hay cientos de ferias de ropa usada en todo el país pero la de El Alto es de lejos la más grande y la más próxima a las oficinas de la fuerza conjunta de inteligencia para la lucha contra el contrabando.

En cuanto a las exportaciones de textiles: los problemas pasan también por la falta de acuerdos comerciales que sean útiles para los productores nacionales. Los acuerdos de exportación con Venezuela e Irán no tuvieron el éxito que se esperaba. Ambos países etsán en situaciones desesperadas ahora que el precio del petróleo cayó.

La gran ausencia por supuesto es la del ATPDEA, que era una recompensa que daba EEUU a los países que redujeran las plantaciones de coca destinada al narcotráfico.

Naturalmente no hay cifras oficiales sobre el desempeño y las exportaciones de cocaína en el los primeros meses de este año. En este tema los expertos consideran que mientras más droga se decomisa esto es un indicador que la producción ha aumentado. Curiosamente, al narcotráfico en Bolivia el tipo de cambio no le afecta pues la mayoría de las transacciones aquí y en los países de destino se realizan en dólares.

 

Comments are closed.