Los ganaderos están molestos con la nueva prohibición a las exportaciones.

Según Los Tiempos de Cochabamba, los ganaderos denuncian un doble discurso en el Gobierno pues el lunes les lanzó el desafío de exportar carne por 200 millones de dólares hasta 2015 y al día siguiente vetó la exportación del producto ante el alza de precio, dijo ayer el gerente general de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), Héctor Sandóval.

La Confederación de Ganaderos de Bolivia (Concabol) es una bofetada a todo el trabajo que hemos realizado los productores”, así calificó Julio Roda, presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO).

Según El Día de Santa Cruz, Los sectores productivos criticaron el doble discurso gubernamental, que el lunes ofrecía todo su apoyo para incrementar la producción y ventas externas de carne y en 24 horas ratificó la prohibición a la exportación de carne que había impuesto hace dos meses.

“Se ha hecho un trabajo muy intenso, hemos viajado  a Perú, Venezuela y China en busca de mercados, se ha logrado la certificación de país libre de fiebre aftosa, entonces no podemos permitir que tengamos ese veto. La cantidad que se mata en mediodía es lo que se exporta en un mes”, dijo Roda.

Por su parte, Luis Fernando Menacho, presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), criticó la falta de seriedad e incoherencia del discurso gubernamental, que hace peligrar los mercados internacionales.

Meneacho busca reunirse inmediatamente con el Gobierno para que ofrezca “de una vez situaciones claras para la producción”.

“El vicepresidente del Estado nos dio un discurso muy optimista, donde mencionó que iba apoyar las exportaciones y ahora tenemos esta bofetada, creo que es una falta de seriedad con las políticas de comercio exterior. Los mercados internacionales no pueden estar a merced de situaciones hormonales que se puedan manejar dentro del país”, dijo Menacho.

El Diario de La Paz, asegura que según la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz): el sector reafirma que el mercado interno está garantizado y que existe un excedente de 18.000 toneladas del producto. Las exportaciones promedio por mes no superan 150 toneladas.

En tanto, Wilfredo Rojo, presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), señaló que debe defender la libre exportación para que los productores tengan mayores incentivos para producir.

“Querer frenar las exportaciones de carne atenta contra la vida misma del sector pecuario, porque los contratos de venta son a largo plazo y estos acondicionamientos del Gobierno crean incertidumbre, por lo que nos convertimos en proveedores informales”, dijo Rojo.

Los ganaderos del país están tratando de hacer que el gobierno entienda que la política de prohibir exportaciones no es buena.

Hay muchos casos a nivel mundial e histórico que lo demuestran. De hecho no existen casos en los que la prohibición de las exportaciones haya tenido buenos resultados en el largo plazo.

El resultado es siempre el mismo: la escasez. La producción pierde inversión y empieza a caer, el contrabando aumenta, las empresas buscan invertir en países vecinos; en resumen es Venezuela.

Hay escasez y ni siquiera pagando más se consigue los productos. Lamentablemente Venezuela es uno de los países a los que Bolivia busca emular.

 

Comments are closed.