Hay buenas noticias para el sector soyero en Bolivia, El titular de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda ha estado presentando algunas cifras alentadoras.

La cosecha de soya de la campaña de verano 2012-2013 en Santa Cruz ingresa en la etapa más intensa y las expectativas de productores e industriales de toda la cadena oleaginosa es superar las cifras del 2012 ($us 966 millones en exportaciones).

Y si el tiempo acompaña, la barrera de los US$ 1.000 MM se rebasará con holgura.

En esta campaña se llegó al pico de 874.000 hectáreas sembradas.

Esta superficie hace proyectar un rendimiento récord porque puede superar los dos millones de toneladas producidas.

Según reportan el Instituto Nacional de Estadística (INE) y el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), en 2012 el total de las exportaciones del país alcanzaron los $us 11.589 millones. De este monto, $us 966 millones fueron por ventas externas de soya y sus derivados.  

Sin embargo no todas son buenas noticias en el agro. Julio Roda, más allá de las cifras optimistas, la CAO (Cámara Agropecuaria del Oriente), reclama que el Gobierno ratifique las licencias para exportar a fin de que los silos no colapsen y demoren las ventas al exterior.

Es que las restricciones están afectando a otros sectores, aunque el efecto aun no se siente en la soya.

La superficie de granos (soya, sorgo, maíz, trigo, girasol, arroz, etc.) cultivada hasta la fecha en esta campaña de verano es de 1,2 millones de hectáreas, un 6% menos a comparación del año pasado, que en toda la campaña fue de 2,38 millones de hectáreas.

Es decir, si sigue ese ritmo se dejarán de sembrar alrededor de 142.800 hectáreas. Es por ello que el sector productivo señala como principal motivo para este indicador a la desmotivación que tienen los productores debido a las restricciones que existen a la exportación.

Las restricciones influyen en la producción. Roda, indicó que se debe trabajar en conjunto con el Gobierno para que se liberen las exportaciones en su totalidad.

Los esfuerzos oficiales han estado dirigidos a comprar productos agrícolas en el mercado externo a precios altos y venderlos a precios bajos a los consumidores nacionales.

Uno de los resultados es que el contrabando se ha fortalecido. Perola política para los productores locales es la de pagar un “precio justo”, para no elevar los precios al consumidor. Sin embargo, los productores no consideran que estos precios sean tan justos como se cree.

La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) anunció en reunión con las 14 asociaciones con las que trabaja la estatal que el precio fijado para el cereal producido por estos agricultores beneficiarios de la estatal será de $us55 por fanega de arroz acopiado, según confirmó su gerente General, Avelino Flores.

“El monto fijado es un incentivo a la producción y a los pequeños agricultores bolivianos, para uno de los alimentos básicos de la canasta familiar” dijo Flores.

Lamentablemente aun a un precio de US$55lafanega, los productores nacionales salen perdiendo, los $55 no cubrirían el costo de producción, más aun en el mercado internacional esta mañana, esa fanega de arroz costaría US$62,88.

 

Comments are closed.