El precio del petróleo sigue de bajada ahora por una nueva política e Arabia Saudita que ha reducido el precio al que vende su petróleo a EEUU. Su intención es la de mantener y fortalecer su participación en el mercado de EEUU.

El anuncio redujo el precio internacional del crudo en 2% tanto en el WTI como el Brent.

Arabia saudita es ahora el Segundo mayor productor de petróleo, EEUU es el nuevo líder mundial. Sin embargo, Arabia Saudita sigue siendo el mayor exportador y ha aumentado el precio de venta en Asia y Europa, mientras reduce el precio de venta a EEUU.

El valor de las empresas petroleras en la bolsa también está cayendo junto con los precios del crudo, ya que a pesar del aumento en el precio del petróleo saudita, el Brent sigue a la baja.

En Bolivia los analistas siguen advirtiendo sobre la caída en los ingresos que el precio del petróleo representa para nuestros ingresos.

Hugo del Granado, dice que: “La caída del precio del petróleo va a incidir en el gas boliviano, aunque digan que no tiene impacto”.

Augusto Vargas, dice que Bolivia verá disminuidos sus  ingresos en un 20% del monto total que percibe.

El expresidente del Banco Central de Bolivia, Armando Méndez, considera que sería de esperar que el PGE 2015, en cuanto al monto total, repita el que se tiene aprobado para 2014, sin aumento significativo, por lo que además se prevé un déficit fiscal en el sector público

Carlos Schlink, sostuvo que la reducción en efectivo para la siguiente gestión 2015 sería de $us 977 millones. Los precio de venta del gas a la Argentina pueden bajar de $us 9,2 en 2014 y 8,7 dólares el millar de BTU en 2015. Con Brasil, la caída del precio estaría de $us 7,5 en 2014 y a 7,1 dólares el 2015.

Carlos Hugo Barbery explicó que para 2015 el PGE se ha formulado sobre un precio de $us 80 BDP, pero la tendencia del precio indica que podría bajar a ese nivel o inclusive menos; lo que incidiría en la ejecución de proyectos.

El presidente Evo Morales afirmó ayer en Viena, Austria, que las petroleras estatales de Brasil y España, Petrobras y Repsol, respectivamente, pidieron a Bolivia extender contratos de exploración y explotación de carburantes, incluso hasta 2050, en el caso de la petrolera española, certificando el alto potencial boliviano en el área.

La clave aquí es la palabra exploración: es decir buscar más gas, nuevas reservas de gas, porque el gas encontrado en la época neoliberal se está agotando.

Según Siglo 21, Entre los proyectos  para esta gestión, la gran falencia, fue la inversión en exploración de gas y petróleo.

Los proyectos en los que se ha invertido hasta ahora y los que se han programado están diseñados para consumir cantidades cada vez mayores de gas natural. Las termoeléctricas la procesadora de líquidos, la planta de urea.

El problema es que el gas natural se está agotando.

YPFB viene anunciado que pronto revelará nuevas reservas de gas pero esto es poco probable dada la baja inversión y las trabas burocráticas para la exploración que ha denunciado el propio vicepresidente.

Según las cifras actuales de YPFB el pico de producción se alcanzaría el próximo año y de allí en más la producción empieza a caer.

 

Comments are closed.