El superávit de la balanza comercial de hidrocarburos subió en 118 millones de dólares

La diferencia entre ventas y compras de hidrocarburos aumentó en 47 por ciento, comparando el comportamiento de enero 2012 y 2013.

En el primer mes del año pasado, el valor de exportación de hidrocarburos, gas natural y líquidos, llegó a 361,18 millones de dólares, en tanto que las compras de combustibles costaron 106,18 millones, dejando un saldo de 255 millones. Y se confirma que gastábamos alrededor de un tercio de las exportaciones en importar combustible.

Mientras en enero, de este año, las exportaciones de gas natural subieron a 473, millones de dólares y las importaciones de carburantes descendieron a 99 millones, con una balanza comercial de 373 millones.

En enero, las exportaciones de gas natural facturaron 473millones de dólares, debido al mayor volumen enviado a Brasil y Argentina. Los ingresos y los volúmenes son superiores al comportamiento del primer mes del 2012.

Los volúmenes de gas vendido aumentaron en 44 por ciento según las cifras de YPFB.

Según P7

El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, aseguró ayer que la industrialización del gas natural le costará al país cerca de 1.560 millones de dólares, durante los próximos cinco años.

La autoridad gubernamental indicó en la ciudad de El Alto que la aplicación de la agenda de octubre tiene un costo alto, lo que obliga a priorizar gastos y postergar la atención a demandas ciudadanas.

“La agenda de octubre fue industrializar el gas y eso no había sido gratis. Son fuertes gastos que debemos hacer y toma su tiempo y eso es lo que tienen que entendernos”, señaló.

El tema de si quedará gas para la industrialización es un tema que no se ha tocado de forma oficial. Las exportaciones aumentan y queda cada vez menos para Bolivia. Sobre todo porque las reservas no se han renovado y las inversiones en exploración son muy bajas y se limitan a perforar en yacimientos ya existentes.

 

En otros temas, la toma de tierras sigue siendo una preocupación en Santa Cruz.

De acuerdo con la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), en Santa Cruz existen más de 70 predios en manos de presuntos avasalladores, que comprenden una extensión de más de 50.000 hectáreas de tierras productivas.

El jueves cerca de 150 miembros de la Federación Única Departamental de Trabajadores Campesinos y Bartolinas Sisa, que comprende las comunidad el Trebol, Tres Cruces, se enfrentaron por la tenencia de 6.000 hectáreas perteneciente a la comunidad menonita del Tinto, distante a 160 km de Santa Cruz, que tienen una extensión de 32.000 hectáreas, en donde habitan 230 familias.

Tras una prolongada reunión entre el sector productivo y el Gobierno, el viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, señaló que los miembros de esta organización (Federación Única Departamental de Trabajadores Campesinos y Bartolinas Sisa) serían miembros de una presunta organización que usa el nombre del Gobierno para cometer estos actos ilícitos.

El presidente de la CAO, Julio Roda, señaló que este tipo de hechos perjudican a la producción agrícola de la zona este del departamento, donde está ubicada El Tinto.

Se estaría preparando una ley para evitar los avasallamientos, aunque el oficialismo asegura que existe el respeto por la propiedad privada. Con de ser eso cierto, no habría necesidad de una nueva ley.

 

Comments are closed.