El 2013 ha empezado con algunas noticias mixtas en el ámbito de la economía. Por un lado el anuncio de la puesta en marcha de la procesadora de carbonato litio en Uyuni, es una buena noticia, ya que es uno de esos proyectos nuevos en un área que no existía en la minería en Bolivia.

Otra buen noticia llega de un sector que es todo lo contrario se anuncia, la puesta en operaciones del complejo metalúrgico Karachipampa instalado hace 27 años en Potosí, pero nunca estrenado.

Pero no todas son buenas noticias, Durante el primer trimestre de 2013, los precios del gas natural boliviano de exportación descenderán en 1,8% para Argentina y en 4,7% para Brasil, según un informe publicado por el portal HidrocarburosBolivia.com.

En ambos casos son el precio más bajo desde 2011 y esto es importante pues la venta gas natural es la principal fuente de divisas y la mayor exportación del país.

Otra noticia que no es muy buena es que algunos representantes de la UE, se han estado quejando de la falta de seguridad jurídica en el país.

Según El Deber de SC; Tras la nacionalización de cuatro filiales de la española Iberdrola, la Unión Europea (UE) y la Comisión Europea han demandado al Gobierno una justa compensación para la compañía, además de demandar la pronta aprobación de la ley de inversiones para atraer capitales externos al país. A esta demanda se han sumado los empresarios.
“El Gobierno boliviano tiene el derecho a nacionalizaciones si lo desea. Pero recordamos la necesidad de que ofrezca una compensación imparcial y justa en virtud del tratado de inversión bilateral entre España y Bolivia”, según el portavoz de Comercio del Ejecutivo comunitario, John Clancy,

Estos temas están relacionados entre sí; según El Diario de La Paz, El presidente Evo Morales afirmó ayer que en el transcurso de los próximos diez años, la Planta Piloto de Carbonato de Litio que comenzó a funcionar en la comunidad de Llipi, del departamento de Potosí, permitirá la exportación de baterías con valor agregado.

Más aún según Página 7 de La Paz, El presidente de Bolivia, Evo Morales, volvió a plantear a Japón una sociedad para fabricar automóviles Toyota que funcionen con baterías de litio del Salar de Uyuni,
Morales reiteró el planteamiento al embajador japonés, Hidehiro Tsubaki, con el que viajó hasta la localidad de Llipi, en inmediaciones del salar.

El Jefe de Estado dijo que está a la espera de una respuesta a la propuesta hecha hace dos años al Gobierno japonés, de instalar en Bolivia una factoría de automóviles Toyota que funcionen con las baterías eléctricas.

Aquí parece haber una contradicción, por un lado se invita a empresas extranjeras a trabajar en Bolivia a invertir y traer nuevas tecnologías. Pero por otro lado se expropian propiedades que son precisamente el resultado de inversiones de empresarios extranjeros que vinieron a Bolivia trayendo inversiones.

 

Comments are closed.