Los trabajadores de Enatex finalmente levantaron sus medias de presión tras llegar a un acuerdo con las el estado para que la empresa de textiles pague los sueldos que debe a los trabajadores desde agosto y esto incluye el doble aguinaldo.

Este caso ha sido usado como un ejemplo de lo difícil que es pagar el doble aguinaldo para algunas empresas.

La Cámara Nacional de Industrias (CNI) sugirió este martes al gobierno salvar a Enatex y a todas las empresas que atraviesan por problemas de iliquidez, agravada en este tiempo por el pago del doble aguinaldo.

La solución al problema parece dar la razón a empresarios pequeños empresarios que no pueden pagar el doble aguinaldo. La solución propuesta por el gobierno ha sido la de vender tarjetas de apoyo a la empresa estatal quebrada. Y serán los funcionarios públicos los que deberán pagar comprar estas tarjetas, para evitar la quiebra de esta empresa estatal.

El año pasado cuando se anunció el primer doble aguinaldo, el vicepresidente sugirió a los empleados públicos que dediquen la mitad de este aguinaldo a la campaña electoral de su partido. En teoría esto no era obligatorio pero fue cobrado por los mismos medios que se cobra el aporte mensual voluntario de los empleados públicos, que solo es voluntario para los empleados públicos que quieran mantener su empleo.

Este año entonces el ministerio de Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, estaría exigiendo a los empleados públicos invertir parte de su doble aguinaldo para rescatar de la quiebra a una empresa estatal.

El ministro de Economía por su parte ha dejado bien claro que el doble aguinaldo no es un problema para la economía nacional y que ni siquiera afecta la inflación porque sólo lo reciben los trabajadores formales que son una minoría en el país.

Ayer en un foro organizado por la Cámara Nacional de Comercio (CNC) el economista José Luis Evia, explicó que:
“Solamente el 25% de toda la población recibe aguinaldo, es decir, uno de cuatro trabajadores en el país”, el restante 75% opera en la informalidad.

En este panorama, el vicepresidente Álvaro García Linera invitó ayer en el programa CNN Dinero desde Nueva York  a empresas internacionales a venir a Bolivia para incursionar e invertir en distintas áreas como hidrocarburos y agricultura pero bajo las condiciones y las reglas que tiene el país en cuanto al control del excedente.

Los empresarios entonces fueron invitados a invertir en el país que según el Banco Mundial tiene el sistema impositivo más complicado del mundo entero. Así lo estable ce el BM en su estudio sobre facilidad de hacer negocios.

Según las cifras del BM sólo hay 18 países en el mundo donde es más complicado abrir una nueva empresa que en Bolivia. Todo esto es una invitación más interesante para la informalidad que para empresas legales que buscan invertir en Bolivia.

 

Comments are closed.