La plata ha perdido 11% de su valor en lo que va del año, mientras que la cotización e oro cayó en casi 8% en el primer trimestre. Estas caídas podrían afectar al sector minero nacional. La plata es la mayor exportación minera del país según valor.

El tema del ajuste salarial sigue en discusión en el país: Los trabajadores asalariados esperan que el Gobierno mejore la oferta de incremento salarial del 6% y de 10% al salario mínimo, informó ayer el responsable de la Comisión Política de la Central Obrera Boliviana (COB), Adolfo Montoya.

Mientras tanto el sector empresarial tiene objeciones incluso a estas cifras.

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Daniel Sánchez, calificó ayer como irresponsable cualquier incremento salarial “simplemente por decreto o por obligación para el Primero de Mayo” (ver nota: ANF).

Desde el 1 de mayo de 2006, con la emisión de un Decreto Supremo que establece un incremento porcentual de 13,6%, fijando el salario en 500 bolivianos, hasta la fecha el Gobierno del Presidente Evo Morales Ayma emitió siete decretos supremos en materia salarial hasta el actual salario mínimo nacional de 1.000 bolivianos, a través del Decreto Supremo el 1° de mayo de 2012.

“Teníamos la esperanza que el incremento salarial sea del 5%, y no ha sido así –y no me refiero al 6% que dictó el Gobierno–, sino al 10% al Salario Mínimo Nacional”, objeto el representante empresarial.

En efecto, para los empresarios privados, el incremento de 10% al Salario Mínimo Nacional tiene un efecto multiplicador, puesto que junto al mismo se debe elevar el monto de los bonos de producción, los bonos dominicales, de transporte y los aportes a las Administradoras de los Fondos de Pensiones (AFP’s).

La empresa privada enfrenta también otro tipo de problemas, Según El Diario de La Paz, un informe de la fundación milenio asegura que “En el país, las leyes no se respetan en lo que se refiere al derecho propietario y seguridad jurídica para las inversiones”.

“De acuerdo al Reporte Global de Competitividad (RGC), la percepción es que tanto los derechos de propiedad así como de bienes intelectuales se respetan poco o nada”, señala el documento.

En una escala de calificación del 1 al 7, Bolivia obtiene una puntuación de 2,7 que ubica al país en la posición 136 de 142 economías evaluadas.

En contrapartida, países como Perú Chile o Botsuana muestran mucho respeto a la propiedad privada y las inversiones. Esto se refleja también en las enormes cantidades de inversión extranjera directa que reciben estos países.

Algunos inversionistas han sido afectados más que otros, Vásquez Díaz de Tuesta, el embajador español en Bolivia, recientemente hiso un recuento de las actuales relaciones bilaterales y sostuvo que la inversión extranjera directa de España en Bolivia asciende a US$1.000MM y demandó seguridad jurídica para las inversiones.

El embajador aseveró que en España y en todos los países de la Comunidad Europea (UE), la seguridad jurídica es fundamental para permitir que las inversiones acudan a Bolivia o a cualquier otro país.

Según El Diario de La Paz, El gobierno de España reiteró su preocupación por la tardanza de las autoridades bolivianas en definir la indemnización económica tras la nacionalización de las empresas del grupo Iberdrola (Electropaz, en La Paz; Elfeo de Oruro), Transportadora de Electricidad (TDE) y Servicios Aeroportuarios Bolvianos (Sabsa).

El Estado boliviano también terminó la relación contractual con las Administradoras de Fondos de Pensiones, una de ellas “Previsión” del grupo español Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA).

El embajador fue muy claro al afirmar que no objetan la nacionalización de estas empresas si no la falta de cumplimiento en las remuneraciones.

 

Comments are closed.