Las perspectivas económicas de Bolivia están en duda por la falta de credibilidad en las cifras oficiales sobre el crecimiento del PIB.

El ministerio de economía insiste en que el crecimiento hasta el momento es superior al 5%. Arce Catacora el ministro de economía asegura que “Cada vez está con mayor certeza el crecimiento por encima del 4,5% y el pago del beneficio, pero nosotros somos cautelosos y vamos a esperar las cifras estadísticas del primer semestre, pues junio es el ‘gatillo’ para ver si habrá o no el segundo aguinaldo”.

Uno de los puntos que pone en duda el optimismo es que el doble aguinaldo está casado a la cifra oficial de crecimiento lo que ha convertido el tema económico en un tema político.

En la región como en el país las cifras oficiales sobre la economía se han puesto en duda precisamente porque se usan como banderas políticas.

El cambio en las normas para calcular la inflación es un caso típico, que ha llevado a países como Argentina a ser reprochados y castigado por organismos internacionales que simplemente no creen más en las cifras oficiales.

Bolivia ha realizado cambios similares que han logrado el objetivo de reducir la cifra de la inflación en el país pero no hacen gran cosa por controlar el alza de los precios.

En este momento la inflación no es un problema para Bolivia, pues los productos de contrabando que llegan desde los países vecinos están muy baratos. Los vecinos han devaluado sus monedas por lo que pueden inundar nuestro pequeño mercado con productos baratos.

El efecto es duro para los productores nacionales que enfrentan todo tipo de trabas a la competitividad. La más obvia en este momento es la fortaleza de nuestra moneda frente a la de los vecinos.

Pero hay otras desventajas también como la falta de control en las fronteras. El ministro Arce se pronunció ayer sobre el tema y pidió a los empresarios que hagan propuestas para frenar el contrabando. El comentario no fue bien recibido por los empresarios cruceños.

El presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex) Wilfredo Rojo explicó que se presentaron propuestas desde 2014. “Él no puede decir falacias o mentiras. Vamos a decirle las verdades” afirmo Rojo.

El titular de la Asociación de Productores de Oleaginosas (Anapo), Reinaldo Díaz expresaron su molestia. Y afirma que, “El tema del contrabando es exclusiva competencia del Gobierno”.

Las trabas a la productividad han sido, mencionadas enumeradas y citadas por el sector empresarial y hasta los productores pequeños en el país. De hecho hasta las instituciones multilaterales como el BM y el Foro Económico Mundial le han puesto nombre y apellido:

La “falta de seguridad jurídica” es la principal barrera contra la productividad pues incluye el control de las fronteras para impedir el contrabando.

También incluye la protección a la propiedad privada que es un gran problema para la minería y el agro con los avasallamientos y la toma forzosa y en frecuentemente violenta de propiedades productivas.

El tema de los impuestos es también uno de los grandes impedimentos para la inversión en el país. No es que sean muy altos; hay países, incluso vecinos, donde los impuestos son más altos; el problema aquí es que a pesar del slogan de “impuestos en facilito”, Bolivia tiene el sistema de impuestos más complicado, enrevesado y  difícil de pagar del planeta. Esto según el BM y un estudio de 189 países.

El Foro económico mundial dice, con un estudio de 144 países, que el sistema de impuestos Boliviano ocupa el puesto 141. Por lo que habría 3 países donde es más difícil pagar impuestos que en Bolivia.

 

Comments are closed.