Desde Cochabamba llegan más denuncias de la falta de GLP, el gas de las garrafas, para la población.

Según Los tiempos de Cochabamba, “Persiste la escasez de GLP y se extiende al valle bajo de Cochabamba”.

Según los pobladores, hace más de tres semanas que la agencia ubicada cerca al cementerio de ese municipio atiende irregularmente y que no logra abastecer a la población, por lo que diariamente hay filas frente a sus puertas. Otro vecino señaló que en Quillacollo la venta también es irregular y se sabe, desde hace un par de semanas, que en Vinto la distribución se hace una sola vez por semana.

En Cercado, las filas para comprar GLP continúan en las zonas norte y oeste.

La semana pasada el presidente interino de YPFB, el señor Carlos Villegas, negó la escasez y pidió “calma” a la población.

Parece contradictorio pedir calma y negar que el problema exista; y lo es. Es una contradicción directa cuando el presidente de YPFB dice que no hay escasez a las amas de casa que están paradas en la calle esperando por una garrafa de GLP.

A diferencia del presidente interino de YPFB, el director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, Gary Medrano, admite que las previsiones tomadas para abastecer el mercado no fueron suficientes.

Pero esto no es consuelo para las amas de casa que siguen esperando en las calles. Sobre todo no para las amas de casa cochabambinas.

Según la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), la provisión de GLP estará controlada en unas dos semanas más. El anuncio se refiere en especial en El Alto, La Paz y Santa Cruz, donde también hay escasez.

Entretanto, la planta separadora de Río Grande aún no entra en operación, pese a haber sido inaugurada hace 80 días.

Según Página 7 de La Paz, Incluso a principios de julio, el presidente de YPFB, Carlos Villegas, confirmó que desde el 28 de ese mes la planta produciría 360 toneladas métricas por día de GLP, con la que se podría abastecer por completo el mercado interno y el excedente sería destinado al mercado de Paraguay. Sin embargo, hoy es 31 de julio y la planta continúa paralizada.

Según Medrano: se han tomado previsiones para abastecer el aumento de la demanda en la temporada de invierno. El único problema sería entonces que las previsiones no fueron adecuadas.

Uno de los temas que generalmente se mencionan oficialmente cuando se habla de escasez de GLP es el tema del contrabando, pero aquí ya entramos en el tema de la política. Una de las campañas que se lleva a cabo es la de la promoción del control del contrabando, por lo que parece que en YPFB, ya no se quiere mencionar el tema.

Sin embargo, persiste la realidad de que mientras en Bolivia la garrafa cuesta 22,5Bs en los países vecinos se paga hasta 130Bs por la misma garrafa y a pesar de que se lo niegue, el contrabando sigue existiendo, al igual que la escasez.

Otro tema que se está tratando de evitar por el factor político es eltema del gasolinazo, o el diselazo, que se ha propuesto desde El Alto.

Esto se debe a que las incautaciones de diesel siguen aumentando, en la campaña de publicitar el control del contrabando. Pero los transportistas aseguran que se le quita el diesel y no pueden llegar a destino. Por lo que estarían dispuestos a pagar más por diesel, con tal de poder llegar a donde deben entregar su carga.

Las épocas electorales taren este tipo de paradojas. El presidente Morales había dicho que esperaría a que la población le pida elevar el precio de los combustibles. Lo que no esperaba es que se lo pidan justo antes de un año electoral.

 

Comments are closed.