El oro cayó un 2% el jueves por un alza del dólar después de que la Reserva Federal estadounidense (equivalente al Banco Central) continuara reduciendo su programa de estímulo monetario y cifras positivas sobre la economía global.

El oro cayó un 28% el año pasado en medio de una mejora de la economía global. Otro factor que probablemente disminuya el precio del oro en la semana es el cierre de mercados por el inicio del año nuevo lunar chino que empieza hoy.

Esta semana el precio del estaño y de otros metales industriales se mantuvo a la baja en espera de los datos sobre la esperada reducción de los estímulos de EEUU.

El precio en el mercado de Londres cayó a 9,85US$/libra fina el lunes pero volvió a subir el ayer para cerrar en 10US$/libra fina. El mercado de China, el mayor consumidor mundial del metal no ha dado noticias y se ha mantenido estable debido al feriado del año nuevo lunar que empieza el 31 de enero.

Según la página de Economía y Finanzas de El Diario de La Paz, la crisis cambiaria que atraviesa Argentina ya tiene efectos sobre la economía boliviana, y estos efectos están a punto de hacerse aun más fuertes.

Según Humberto Vacaflor, como las inundaciones, los efectos de las crisis económicas argentinas son previsibles en Bolivia. Se dan cada diez años.

Esta vez, la devaluación de la moneda del país vecino provoca los conocidos remezones en las zonas fronterizas, como anuncio de que llega el fuerte viento sur.

La compra y venta de dólares en la principal frontera sur, Yacuiba, se ha convertido en la principal actividad de los hombres de negocios de la zona, mientras la mercadería argentina inunda los mercados bolivianos, a precios de liquidación.

El contrabando es normalmente la principal actividad en las zonas fronterizas.

Durante la crisis económica del 2002 en Argentina, Bolivia se vio afectada de varias formas, con un aumento en el contrabando de productos Argentinos a precios muy bajos.

Otro efecto fue una fuga de divisas provocada por el deseo de ciudadanos bolivianos de comprar bienes inmuebles en Argentina, que se ponen en estas época muy baratos.

Este fenómeno se siente en La Paz, o por lo menos en el gobierno central, donde se ha mencionado la posibilidad de que el Banco Central ajuste la paridad cambiaria con el dólar norteamericano.

El ministro de Economía, Luis Arce Catacora, ha admitido que el BCB tiene tuición para modificar en diez puntos la paridad, ya sea apreciando la moneda nacional o depreciándola.

Por ahora se ha mantenido la idea equivocada de que mantener el dólar barato en Bolivia es una muestra de fortaleza de la economía Boliviana. Cuando en realidad sólo perjudica a las exportaciones.

El problema para el gobierno es político. Tendría que devaluar la moneda frente al dólar en un año electoral, contradiciendo su prédica contraria a todo lo que suena a Estados Unidos o el dólar.

Pero no tiene muchas alternativas, porque en este momento el dólar norteamericano es uno de los bienes más baratos en Bolivia respecto de los países vecinos. Y la crisis argentina pone al alcance de unos pocos dólares la posibilidad de comprar bienes inmuebles que en otros momentos serían inalcanzables.

 

Comments are closed.