Los controles de la frontera con Chile siguen causando problemas para el transporte de productos Bolivianos.

Los representantes de los transportistas bolivianos han sido los primeros en sonar la alarma sobre los malos tratos que generan largas colas. Esto se traduce en pérdidas millonarias para la industria nacional que produce los bienes que transportan los camiones.

Son más de 500 camiones bolivianos varados, informó el presidente de la Asociación Nacional de Transporte Pesado, Gustavo Rivadeneira.

Lo que llama la atención es que las autoridades Chilenas no hacen el mismo tipo de esfuerzo por frenar el contrabando de autos usados, ropa usada  que siguen entrando a Bolivia desde ese país. Un negocio que daña a la economía Boliviana y está relacionado con el narcotráfico.

El periódico el Día de Santa Cruz ha logrado entrevistar a uno de los representantes del nuevo sistema financiero informal que opera en el país. Son, según la nota colombianos, a bordo de motocicletas, dedicados a otorgar “minicréditos” o créditos “express”, es decir, dinero rápido, fácil y sin garantías.

Los préstamos oscilan entre Bs 1.000, 10.000 y hasta 50.000 con una tasa de interés de 20%, de acuerdo a un “pacto de caballeros”.  Las cuotas se pagan a diario o semanalmente.

El comandante Departamental de la Policía, general Guido Arroyo, confirmó la existencia de esos grupos de colombianos que realizan préstamos que no solamente operan en la ciudad, sino también en las provincias. “Es un negocio ilícito, ellos no tienen personería jurídica para trabajar… Son varios casos, incluso hemos detenido en Montero a algunos de ellos. Hemos encontrado equipos de computación, ellos chatean y amenazan a sus clientes”, dijo Arroyo al lamentar que los fiscales liberen a los detenidos.

Hoy lunes, como es costumbre en este espacio, veremos la más reciente edición de la carta informativa Siglo 21. Siglo 21, dio la primicia sobre los créditos exprés o moto-créditos, y menciona un tema estrechamente relacionado con la actividad que financia estos emprendimientos ilegales.

Los cocaleros del Chapare, bases del presidente EMA, asesinaron a dos jóvenes la semana pasada, detuvieron a nueve funcionarios de la universidad de Cochabamba y amedrentaron al fiscal de la zona y a la policía.

La tensión cocalera se parecía a la que existía hace doce años, cuando el entonces dirigente Evo Morales estaba lanzado a debilitar a la democracia con bloqueos.

Es que se acerca el momento en que el gobierno, debe entregar su tan demorado informe sobre la coca, en que revelará cuántas hectáreas hacen falta para atender la demanda tradicional.

Coincide este momento con la ausencia total, por primera vez, de la ayuda de EEUU en el control de la coca y la lucha contra el narcotráfico, en un país convertido en el segundo productor del mundo y en el mayor proveedor de la droga del mayor consumidor de América latina.

La economía ilegal esta prosperando en el país y el efecto sobre la economía nacional parece ser favorable, pero el precio es mucho más al topara la sociedad y la seguridad de los Bolivianos de lo que algunos quieren reconocer.

 

Comments are closed.