Mientras aún se espera por la ley minera, hay señales de que las reservas de mineral en el país se están agotando más rápido de lo que se encuentran nuevos yacimientos, algo parecido a lo que pasa con el gas natural.

Según Página 7 de La Paz, Tras una inspección que realizó el ministro de Minería, César Navarro, a la Empresa Minera Huanuni (EMH) se informó que el complejo minero, ubicado a 50 kilómetros al sur de la ciudad de Oruro, está en condiciones de producir, a corto plazo, 3.000 toneladas de estaño al día y que tiene una vida útil de ocho años.

El gerente de la EMH, Epifanio Tola, explicó que esta empresa estatal estratégica tiene 4.500 trabajadores y las reservas positivas y probables, accesibles e inaccesibles, de inmediata explotación de mineral de estaño han sido estimadas, al cierre de  2013, en 7.698.827 toneladas métricas, para una vida útil de ocho años con una intensidad de 3.000 toneladas diarias.

“Las reservas nos demuestran que este proyecto es altamente rentable y que se han dado los pasos necesarios para llegar a nuestra meta de producción de 3.000 toneladas de estaño al día”, indicó Navarro durante su visita al complejo.

Según el presidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), Marcelino Quispe. Huanuni produce actualmente entre 800 y mil  toneladas de mineral al día y la construcción del ingenio que procesará el estaño, una vez que la empresa llegue al tope de su producción, tiene un avance de obra del 91%.

En Bolivia este tipo de anuncios son difíciles de creer en minería. Al fin y al cabo la ley minera por ejemplo se ha pasado los últimos 4 años con 90% de adelanto y hasta ahora nada.

Sin embargo, Técnicos de la empresa china Shenzhen Vicstar, que está a cargo de la construcción del gigantesco ingenio, tiene previstas para  julio las primeras pruebas.

Huanuni es la principal mina de estaño del país y en 2006, luego de un enfrentamiento entre asalariados y cooperativistas, incrementó su planilla laboral que pasó de 700 a los 4.500 trabajadores.

El aumento en productividad no se ha visto aun, es decir que más trabajadores no se ha traducido en un aumento proporcional en producción. De hecho según el ministerio de minería la producción ha aumentado en 100% después del aumento en la planilla. Esto quiere decir que con sextuplicar la planilla solo se ha duplicado la producción.

O puesto de otra manera, los trabajadores de Huanuni son ahora menos productivos que antes. Esto es precisamente lo que se busca mejorar con el nuevo proyecto

Y aquí entre otro factor que es el hecho de que las reservas se están agotando. Este es un problema para la minería en el país pues desde que se anunció la llegada de la nueva ley minera en 2006, gran parte de las empresas privadas dejaron de invertir en exploración.

Las que aún estaban interesadas dejaron de hacerlo después de la ola de avasallamientos.

El problema es que Comibol no tiene un plan serio de exploración, y en el sector cooperativo el sistema consiste en esperar a que una empresa privada, generalmente internacional, haga un descubrimiento y solo entonces es avasallada, para negociar condiciones de explotación compartida o directamente expulsar a la empresa.

En algunos casos, se usa la nacionalización para que luego Comibol entregue el nuevo yacimiento a las cooperativas, como en el caso de Mallku Kota.

Por lo que no hay un plan serio Para renovar reservas, tras ocho años de explotación, Huanuni quedaría sin yacimientos. Sólo quedan ocho años para encontrar otro yacimiento o despedir a los 4.500 trabajadores.

 

Comments are closed.