El precio de las materias primas agrícolas sigue subiendo. El precio de la soja ha aumentado en 46% desde principios de año en los mercados internacionales.

Según el Día de Santa Cruz,  el alza de precios tardará en beneficiar a los productores nacionales que tienen que negociar con el Gobierno la ampliación de los cupos de ventas autorizados por el Estado y esperar la aprobación de Brasil para el ingreso de cerca de 200.000 toneladas del grano a su territorio.

El presidente del Ingenio Azucarero Guabirá, Carlos Rojas, graficó que hasta fines de agosto la zafra tenía más del 50% de avance con 1.655.000 qq de azúcar procesados de los 3,1 MM que prevén industrializar hasta fin de año.
y creen que tendrán un excedente de 400.000 qq de azúcar que sí o sí deben exportar para evitar pérdidas en el sector.

EL estado debe autorizar las exportaciones y aun no lo hace porque esperan ver copado el mercado interno. Mientras tanto el precio del azúcar ha perdido 30% de su valor en los últimos 12 meses y 10% en el último mes.

Hoy lunes, como es costumbre en este espacio, veremos la más reciente edición de la carta informativa Siglo 21. Que esta semana analiza las renegociaciones de los contratos de venta de gas natural con Brasil y Argentina. Que representan 50% de las exportaciones Bolivianas.

El año 2016, Brasil contará con 15MM m3/d de gas natural en exceso, dice un informe de O Globo, contando con que las estaciones de explotación de los yacimientos pre-sal generarán 55MM m3/d de gas natural licuado.

Gas licuado: Para ese momento, las plantas de regasificación serán ampliadas para que puedan recibir todo el GNL que reciba Brasil desde sus propias plantas en el océano hasta las que importe desde otros países.

Si esta fuera una negociación para prolongar el contrato de compra-venta de gas con Bolivia, los negociadores bolivianos tendrían que estar nerviosos: tienen que venderle gas a un país que lo tiene de sobra.

Si en este momento, como sospechan los expertos, las reservas bolivianas están en 6 TCF, el país sólo podría firmar un contrato por 30MM m3/d con vigencia de diez años. Lo malo es que en el mundo de los hidrocarburos, los contratos mínimos son por veinte años.

Según Siglo 21, los mensajes brasileños son muy parcos. Sólo dice que en 2016 tendrán un superávit de oferta de gas natural de 16MM m3/d y que su producción de GNL en los yacimientos pre-sal será de “dos veces Bolivia”, según dijo O Globo la semana pasada.

En cuanto al mercado Argentino, Siglo 21 dice que hay “dudas argentinas”: Las mayores esperanzas del gobierno boliviano, por razones de simpatías políticas, están dirigidas hacia el mercado de Argentina. Pero las exportaciones a ese país han llegado al tope máximo de la capacidad de los ductos de recepción en Salta. Para que la venta de gas boliviano sobrepase el actual nivel de 16MM m3/d haría falta una inversión de US$ 2.000MM, que la administración de YPF no ha previsto hacer por el momento.

En otro tema aunque también relacionado a los hidrocarburos, Siglo 21 trae también una nota sobre las recomendaciones de una nueva publicación del FMI sobre cómo se debe eliminar los subsidios a los carburantes.

El argumento del FMI es que el costo representa una amenaza fiscal para muchos países. Bolivia estaría entre los países donde el costo es más alto, más de 3% del PIB comparable sólo con los países productores de petróleo.

Las recomendaciones suenan muy parecidas a algunas acciones que ye hemos visto en Bolivia.

 

Comments are closed.