Los mercados internacionales amanecieron al alza  tras un día de recuperación en los precios de algunas de las materias primas más representativas.

El Brent crudo subió ayer hasta casi llegar a los US$113 a barril, el precio más alto desde el 19 de octubre del año pasado y cerró ayer en US$112 el barril. El WTI llegó a US$93 el barril ayer.

Ambos están ligeramente a la baja hoy pero es sólo un reajuste al optimismo de ayer.

La Casa Blanca informó anoche que el presidente estadounidense, Barack Obama, firmó el acuerdo presupuestario ratificado por el Congreso estadounidense el martes para evitar el llamado “abismo fiscal”,

Después de que el Senado diera el sí al acuerdo entre las dos partes el martes, la Cámara de Representantes hizo lo mismo en la noche del martes al miércoles.

Obama firmó el texto desde Hawai, donde regresó para continuar sus vacaciones, lo que permite su entrada en vigor.

El acuerdo, que contempla subidas de impuestos para los más ricos y la postergación del debate sobre el recorte de los gastos en dos meses, evitó automáticas subidas masivas de impuestos y recortes que los expertos cifraban en más de 600.000 millones de dólares, lo que podía haber empujado al país a la recesión.

El acuerdo legislativo en Estados Unidos para evitar el abismo fiscal, que causaría otra recesión en el país, supone la primera victoria demócrata tras la reelección de Barack Obama.

Sin embargo, lejos de estabilizarse la economía y el ambiente en Washington, el escenario sigue siendo incierto: próximamente el Congreso tendrá que discutir sobre el presupuesto federal y una posible suspensión de pagos de no lograr puntos de concordancia.

EEUU encara techo de la deuda pública tras evitar abismo fiscal. Si los legisladores no ceden, el Gobierno podría entrar en suspensión de pagos.

Dado que EEUU aun representa el 27% de la economía mundial esto es muy importante para todo el planeta. Con la UE representan más del 50% de la economía mundial, y como sabemos la UE enfrenta otro año de coqueteo con la recesión. La situación en EEUU merece la atención de todos ya que el potencial para afectar a la economía sigue siendo muy grande.

Inclusive representantes  oficiales del FMI han dicho que no consideran suficiente el acuerdo logrado en el congreso. El tema es que sólo se ha logrado alargar el plazo para la solución real. Ahora tiene 2 meses para llegar a algún tipo de solución de largo plazo.

Recordemos que todo esto se debe a que las leyes de la economía en EEUU definan que cuando la deuda del país supera una cierta proporción del PIB, entonces automáticamente se deben tomar medidas como anular recortes de impuestos y algunos gastos del Estado.

Una especie de freno automático de emergencia, por lo que el acuerdo de este nuevo año, no es una solución al problema sino que es sólo una compra de tiempo. El problema sigue allí y está intacto.

Ahora los acuerdos a ser logrados deben ser de cómo se reestructuran los impuestos y las reducciones de impuestos. Uno de los pocos temas en los que todos parecen estar de acuerdo es en que los ricos deben pagar más impuestos y el alza en los impuestos de los más pobres deben ser lo más pequeñas posibles.

Cuando se trata de los más ricos El dilema más interesante se refiere a quiénes seguirán gozando de las exenciones tributarias. Hay dos ideas: que gocen de esas exenciones sólo quienes ganen menos de US$150.000 al año o los que ganen menos de 450.000.

De ese debate salió el dato de que quienes ganan más de 150.000 por año suman cinco millones de ciudadanos, mientras que quienes ganan más de 450.000, suman un millón.

El tema es importante para todo el mundo y las cifras que van saliendo a la luz son muy interesantes.

 

Comments are closed.