El mes de abril empieza con buenas noticias para el sector de hidrocarburos en Bolivia. Como primer a buena noticia el primer trimestre del año, dejó un incremento de más de 5% en el precio internacional del petróleo, lo que significa que el precio de venta de nuestro gas al exterior seguirá subiendo.

Otra buena noticia para el sector de hidrocarburos fue anunciada ayer; según El Día de SC, el presidente interino de YPFB, Carlos Villegas, confirmó ayer en Sucre que la petrolera estatal y las empresas operadoras invertirán este año US$2.243MM, para incrementar las reservas de hidrocarburos, las actividades de explotación y consolidar la industrialización de gas natural.

La buena noticia es que se estaría invirtiendo en exploración.

Villegas argumentó que el 63,5% de esos recursos corresponden a YPFB (US$1.424 MM) y el 36,5% a las empresas operadoras (US$818.2MM). Viillegas dijo que este año se  espera la perforación de 14 pozos exploratorios.

Esta es una buena noticia porque hasta ahora YPFB sólo se había limitado a explotar los yacimientos ya existentes y como resultado las reservas de gas natural han estad o cayendo desde hace 7 años.

Más vale tarde que nunca así que YPFB finalmente estaría prestando atención al tema de la exploración. Aúnque, según HidrocarburosBolivia.com, para el analista energético y ex ministro de Hidrocarburos, Álvaro Ríos, los planes exploratorios de YPFB dejan muchas dudas.

“creemos que puede que YPFB perfore 14 pozos, pero creemos que no son todos exploratorios y también deben estar allí mezclados los pozos de desarrollo o pozos para incrementar producción en campos ya existentes y en producción”, aseveró.

Bolivia ha estado reduciendo sus reservas de manera sostenida desde 2009 que fue la última vez que se certificaron las reservas.

Estas falencias se hacen evidentes en la crisis energética que vive el país. Mientras las exportaciones de gas natural continúan creciendo, el consumo interno está en crisis.

El proyecto de desarrollo del Mutún, fue retrasado por la falta de apenas 6MMm3d de gas natural, que no es mucho para que Bolivia empiece a producir su propio acero por primera vez en la historia, sobre todo si se toma en cuenta que Bolivia exporta 31MMm3d a Brasil t casi 17MMm3d q Argentina.

Otros sectores como el del cemento se han quejado por la falta de gas natural para el consumo interno.

Pero las noticias de nuevas exploraciones son también positivas para el sector del petróleo, aunque no se ha especificado sí alguno de los 14 posos previstos son para exploración gasífera, Bolivia necesita desesperadamente aumentar sus reservas de petróleo que también han estado cayendo.

El alza de 5% en el precio del petróleo durante el primer trimestre de este año, significa mejores precios para la venta de gas natural a Brasil y Argentina, pero también significa que los hidrocarburos que Bolivia importa también serán más caros.

El año pasado Bolivia pagó más de US$1.000MM por la importación de productos como gasolina, diesel y otros.

Según cifras oficiales, la producción nacional de petróleo ha caído en más de 50% desde 2006.

Los temores en cuanto a las importaciones de gasolina y diesel sólo aumentaron con la muerte del presidente Venezolano Hugo Chavez.

Venezuela ahora enfrenta elecciones y sin importar quién sea el vencedor deberán cambiar la política energética de ese país que es quien nos ha estado vendiendo el diesel y parte de las gasolinas que Bolivia importa en cantidades cada vez mayores.

 

Comments are closed.