El informe “Doing Business 2015”, del Banco Mundial, que presenta un ranquin de 189 países con mejor clima para hacer negocios, establece que ciertas economías de América Latina y el Caribe adoptaron medidas para eliminar los obstáculos a la actividad empresarial y robustecer las instituciones legales. Los que no hace suficiente se van quedado atrás.

Bolivia ha empeorado su posición en el ranquin pasamos del puesto 151 al puesto 157. Una caída de 6 posiciones en el ranking de facilidad de hacer negocios.

La peor calificación de Bolivia está en el tema de pagar impuestos, esto no es que los impuestos. Es decir que según este indicador a nivel mundial no hay un solo país en el que se más difícil pagar impuestos que en Bolivia.

Más aún hemos mantenido esta posición que alcanzamos el año pasado. Somos los campeones en poner trabas y dificultades al momento de pagar impuestos.

Claro que esto sólo se aplica a los sectores de la economía que pagan impuestos. El contrabando y el narcotráfico por ejemplo no pagan impuestos.

Esto explicaría por qué, como lo han expresado fuentes oficiales, sólo el 30% de la población trabaja en el sector formal.

El contrabando y el narcotráfico son parte del sector informal de Bolivia son los beneficiados con no tener que participar en el sector formal más ineficiente del planeta.

Otras malas calificaciones están en la facilidad de abrir un negocio y la protección a los inversionistas.

Según el ranquin, Bolivia ha empeorado en el tema de abrir una empresa y cayó 5 puntos para alcanzar en el puesto 177 de 189. En el caso de protección al inversionista; Bolivia cayó 11 puntos en un año para ubicarse en el puesto 160.

Hay varios temas relacionados a esta situación en la prensa local como la extensión del plazo para el registro de la maquinaria agrícola.

Según El Deber de Santa Cruz, La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) expresó su preocupación por la ausencia de productores a acceder a la legalización de su maquinaria que de las 42.280 personas que se registraron, solo unas 9.000 han cumplido los requisitos para este proceso en Santa Cruz.

En realidad no se les puede culpar a los propietarios de no querer pertenecer al sistema de pago de impuestos más ineficiente del mundo.

En cuanto al tema de protección de las inversiones, Ayer Comibol hizo conocer un informe sobre las inversiones de la empresa canadiense South American Silver.

La mina fue avasallada y cuando se pidió que las fuerzas del orden intervengan, la mina fu nacionalizada. Ahora le empresa quiere compensación por los US$ 385,7 MM invertidos.

Según el responsable del proyecto Mallku Khota de la Comibol, Luis Ticona. La canadiense sólo invirtió  17 millones de dólares en el yacimiento Mallku Khota, en Potosí. La cantidad fue determinada por   una consultora.

Según Ticona, la firma canadiense suma  los más de 385,7 millones de dólares por el estudio de reservas. “Seguro es lo que gastaron, pero esos documentos no nos dejaron, sino que se llevaron toda la información”, precisó.

Este es el grado de protección que esperan las inversiones mineras en el país.

 

Comments are closed.