En septiembre, el IPC aumentó en 1,36%, con lo que según datos del INE. Por lo que entre enero y septiembre de 2013 la Inflación acumulada, llegó a 5,56%.

El ministró de economía y finanzas, Luís Arce asegura que la inflación hasta fin de año no pasaría de 8% que es el doble de lo programado a principios de año. Es decir que la inflación ha sorprendido al ministerio.

El  presidente de los empresarios  cruceños, Gabriel Dabdoub, dijo que los elevados precios registrados  durante el tercer trimestre del año, sumados al movimiento económico que se duplica en los últimos meses de esta gestión, por las fiestas de fin de año, causan la inflación superior a la proyectada.

Los economistas Carlos Schlink y Armando Méndez proyectan que la inflación puede sobrepasar el 8% hasta diciembre, ello pese a las medidas antinflacionarias.

Según un Informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Venezuela, Bolivia y Uruguay fueron los países con mayores inflación alimentaria en la región durante septiembre. Es decir que los precios de los alimentos subieron más que en otros países.

Venezuela que  encabeza la lista con 4,9%, le sigue Bolivia con 3,9% y Uruguay con el 2,2%,

Según el informe, los alimentos más inflacionarios son el pollo, el tomate y la papa.

Bolivia, Chile y República Dominicana encabezan el alzan en el precio del pollo con 6,8%, 2,9% y 3,1%, respectivamente.

El tomate en Bolivia (27,1%), Guatemala (16,4%), México (10,3%) y Uruguay (13,8%).

Según la FAO, En Bolivia la papa registró significativas alzas (22,8%).

Los precios de los alimentos siguen subiendo a pesar de las campañas de importación de alimentos que lidera la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (EMAPA).

La importación de alimentos subvencionados y el control de precios para los productos nacionales generan condiciones desfavorables para la producción de alimentos en el país. La prohibición a las exportaciones es otro de los factores que dañan la capacidad de producción de alimentos en Bolivia.

La suplantación de hoja de coca en zonas donde se solía producir alimentos es otro de los problemas.

Los avasallamientos de tierras productivas son otro factor negativo. En este tema llega una buena noticia desde Santa Cruz donde uno de los 75 predios recientemente ocupados por asaltantes de tierras fue recuperado por la policía.

Volviendo al tema de los subsidios. A productos extranjeros para tratar de controlar la inflación.

El viceministro del Tesoro y Crédito Público, Edwin Rojas, informó ayer que en los primeros seis meses del año el gobierno gastó 4.000 millones de bolivianos en la subvención de carburantes. La mayor parte de esto es en importación de combustibles que Bolivia no produce.

Para esta gestión el gobierno destinó 1.060  millones de dólares. Rojas no precisó cuál será el monto de la subvención para 2014.

Las concesiones a las empresas petroleras que ahora tienen facilidades para buscar gas y petróleo en parques nacionales y con pagos de impuestos diferidos. Estos proyectos no darán fruto sino hasta dentro de unos diez años; hasta entonces seguiremos importando combustibles.

 

Comments are closed.