Las denuncias de avasallamientos continúan. Hoy hay una nueva denuncia de una familia dedicada a la producción de leche en Santa Cruz que tiene 200 ladrones de tierra instalados en su propiedad

Según la página de economía de El Diario de La Paz, Los “tomatierras” de Santa Cruz, como se los llama en ese departamento, cometieron un error: asaltaron la zona productiva de Limoncito que tiene contratos de entrega de toda su producción a la estatal EMAPA.

En este caso el gobierno se puso duro y envió a la policía para desalojar a los asaltantes, los que optaron por abandonar la zona, aunque sus dirigentes dijeron que volverían, con mucha más gente.

Pero el resto de los predios asaltados está en duda y todo esto muestra un juego político profundo, que se complica más.

Jorge Barahona, viceministro de tierras, anunció ayer una nueva estrategia para este caso. Dijo que de los 70 casos denunciados, sólo nueve están bien respaldados de parte de los propietarios y el resto son predios sometidos a litigios, no cuentan con documentos plenos “o están en manos de extranjeros”.

No está claro si esto es xenofobia, o una forma de aceptar que hay quienes no tienen derechos ante las leyes en Bolivia. Lo que está claro es que no es bueno para las inversiones.

Esta definición de parte de un funcionario del gobierno surge cuando los propietarios de tierras avasalladas, que tienen su propia organización, estaban pidiendo que los asaltantes sean llevados a la justicia y castigados como corresponde.

Fernando Asturizaga, exviceministro de Tierras, dijo que los asaltantes operan en coordinación con los funcionarios del INRA-Santa Cruz. Llegan a las tierras que van a asaltar y muestran documentos según los cuales hay algún litigio familiar o les falta algún detalle; La clave aquí es que estos documentos sólo están en poder del INRA.

Cuando el asalto se ha producido, el INRA-Santa Cruz, dijo Asturizaga, ofrece como única solución una reunión “de conciliación” entre los propietarios y los asaltantes, que a veces termina cuando se han hecho cesiones de parte de la tierra, o se ha pagado en efectivo.

Dirigentes cruceños han denunciado que la ministra Demetria Achacollo, funcionarios del INRA y policías nacionales están involucrados en estas “mafias” de asaltantes de la propiedad privada.

Demetrio Pérez, presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosa y Trigo (Anapo) asegura que “El sector productor de oleaginosas de Santa Cruz están sintiendo el impacto negativo que generan los avasallamientos, puesto que tenemos registrados 50 mil hectáreas de tierras tomadas ilegalmente por estos grupos irregulares. Si tomando en cuenta que el costo de producción por hectárea es de $us 400, estaríamos hablando mínimamente de $us 20 millones en cuanto a costo de producción por campaña, puesto que el sector tiene dos campañas al año”

La inseguridad jurídica que esto genera afecta la inversión en el agro. Tarde o temprano esto se refleja en menor producción y mayores precios.

Hablando de Inflación, Según ANF, El secretario ejecutivo de la Confederación de Choferes, Franklin Durán anunció este jueves que este sector incrementará las tarifas a partir del próximo cinco de diciembre por efecto del doble aguinaldo que incrementará los productos y afectará a su sector.

El ministró d economía segura que el doble aguinaldo no afectará a la inflación, curiosamente su explicación es que no hay escasez. Otra explicación, más económicamente elocuente podría ser porque se ha definido que el 50% del doble aguinaldo de los empleados públicos será destinado a la campaña electoral del 2014.

Debemos aclarar que el aporte es voluntario, sólo los empleados públicos que realmente apoyan al partido deberán aportar con el su doble aguinaldo.

 

Comments are closed.