En el ámbito de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños – Unión Europea (Celac-UE), Evo Morales Ayma, presidente de Bolivia hizo una oferta de negociación que está dominando el interés nacional, como hemos escuchado, Morales dijo:

“Hermano presidente de Chile, resuelto el tema del mar, cómo no compartir lo poco que tenemos en Bolivia, tema del gas. Resolviendo este tema, Chile ahorraría como 900 millones de dólares”.
A lo que el presidente de Chile respondió:

“No se equivoque presidente Morales. Los temas de soberanía no se negocian por intereses económicos. Para Chile y para la inmensa mayoría del mundo son temas muy sensibles”.

Este cruce de palabras ha dominado el interés del público y los medios y es posible que este distrayendo la atención de temas más reales.

El tema marítimo es muy delicado y las relaciones entre Bolivia y Chile no están en su mejor momento: ayer una ministra chilena tildó de “majadero” el presidente Morales en un hecho que de seguro deberá ser aclarado por la cancillería que sin duda exigirá una disculpa.

Por otro lado, está el tema de los dos soldados bolivianos detenidos por la policía chilena que esperan ser procesados por la justicia. Bolivia no sabe si fueron detenidos en territorio Bolivia no o chileno como afirman los carabineros que los arrestaron.

Sin embargo, en Bolivia hay otros temas que son de importancia para la economía nacional.

El Ministerio de Economía y el Banco Central de Bolivia (BCB) suscribieron ayer el Programa Fiscal-Financiero para este año con proyecciones de un crecimiento económico de 5,5 %, inflación acumulada de 4,8%, inversión pública récord de más de US$3.800MM y un déficit fiscal de 3%, es decir, objetivos algo mayores que para la gestión 2012. Son las proyecciones macroeconómicas trazadas para esta gestión entre el Ministro de Economía, Luis Arce Catacora, y el gerente general del Banco Central de Bolivia (BCB), Marcelo Zabalaga.

Por su lado, la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), en el marco de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños – Unión Europea (Celac-UE), sostuvo que en un crecimiento económico debe existir un entorno de inversión transparente y estable, respetando en toda circunstancia el Estado de Derecho.

El presidente de Cainco, Luis Barbery, mediante un pronunciamiento entregado a los jefes de Estado, puntualizó que se debe garantizar el trato justo e igualitario a los inversionistas, sin permitir desigualdades entre inversiones extranjeras y nacionales.

Frente a la crisis internacional, que en mayor o menor medida afecta a las dos regiones, Cainco recomendó impulsar al sector privado empresarial como actor garante de un desarrollo eficaz y de un crecimiento inclusivo.

Sin embargo, no todos están de acuerdo en el tema del respeto a las inversiones como le demuestra la negativa de Bolivia y los otros países pertenecientes a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) de añadir una cláusula de seguridad jurídica para las inversiones, en la declaración de la Cumbre de la Celac, clausurada ayer en Chile.

Esta negativa a respetar las inversiones, ahuyentará aún más las inversiones, lo que afectará el crecimiento económico.

 

Comments are closed.