La caída de los precios de las materias primas está poniendo en evidencia algunas fallas en la economía nacional.

El blindaje de la economía nacional debía ser una protección contra este tipo de efectos negativos que llegan del exterior. A eso se refería el blindaje. Resulta que Bolivia sigue siendo vulnerable como lo demuestran las cifras sobre la caída de los ingresos del país durante los primeros meses del año.

Mientras los precios de las materias primas estaban subiendo hablar del blindaje era favorable pues significaba que el crecimiento en los ingresos no dependía de estos altos precios.

El blindaje durante los altos precios quería decir que no eran sólo los precios sino alguna estrategia propia la que estaba sosteniendo la economía boliviana.

Ahora que los precios están bajando, esta estrategia debía proteger a Bolivia. Lamentablemente el blindaje solo funcionó para blindar a Bolivia de las inversiones que llegaron a los países vecinos.

El caso de la minería es muy claro, durante el auge de los precios de los minerales, vecinos como Perú lograron cerrar billonarios acuerdos de inversión y nuevos descubrimientos de yacimientos. En Bolivia mientras tanto estuvimos blindados de estas inversiones por la falta de seguridad jurídica en el sector que vio avasallamientos y nacionalizaciones que ahuyentaron a los inversionistas.

Según Pagina Siete de La Paz, La Empresa Minera Huanuni (EMH) reducirá su personal de 4.115 a 3.500 mineros hasta fin de año, con lo  que  pretende ahorrar   1,2 millones de dólares al mes,  para afrontar la caída del precio internacional del estaño, informó el gerente general de la empresa estatal, Gustavo Choque.

Los despidos llegan a pesar de US$ 50MM en créditos a la empresa y la posibilidad de 11MM para cubrir las indemnizaciones de trabajadores que, aunque en edad de jubilación aun no quieren retirarse.

Esta es precisamente las cosas de las que debíamos estar protegidos por el blindaje.

Según El Día de Santa Cruz, Debido a la caída estrepitosa del precio del arroz, los agricultores cruceños registran una pérdida de $us 45 millones, debido a que no han podido cubrir los costos de producción de la campaña de verano 2014-2015. Por otra parte, las importaciones de este grano durante el periodo 2005-2014 llegaron a $us 108 millones significando un volumen de 218.595 toneladas.

Pérdidas y desincentivo. “El precio de la fanega de arroz en el mercado interno cayó hasta en $us 25, no llegando a cubrir ni el 50% del costo de producción de una hectárea”, informó Shirley Abujder, gerente general de la Federación Nacional de Cooperativas Arroceras (Fenca).

La caída es algo superior al 10% pero esto se cotiza en dólares y Brasil por ejemplo ha devaluado su moneda en 30% lo que implica que desde su punto de vista el precio ha aumentado. Esto explicaría porque según el IBCE Boliva es ahora un importador neto de arroz.

 

4 Responses to 29 abril 2015 – Análisis Económico

  1. Ernesto Rivamontan dice:

    ¡Adelante! Sr. Vacaflor. Yo leo todas las noticias que Ud. sube y así discierno más la realidad.
    Lo que no entiendo mucho es esto de la caída del precio del arroz en Bolivia, debido a la devalución de la moneda en otros países. Ej. Brasil

    • Editorial dice:

      El fenomeno se explica con el ejemplo del café. Supongamos que en los últimos 8 meses Brasl devalua su moneda en 30%, y el precio del cfé cae en 15%. El costo de producción de Brasil se calcula en reales, que ahora valen menos en dólares; el precio que recibe por la venta tabién es menor pero sólo en 15%. Aun con los ajustes inflacionarios, en terminos del real, el precio del café ha aumentando.

      • Ernesto Rivamontan dice:

        Bien Sr. Vacaflor. No es tan fácil entender.
        Entonces, como Brasil va a exportar el café que produce, ¿los compradores les pagarán “más dólares”? y, como Brasil ha devaluado su moneda se puede decir que el precio del cafe ha aumentado.
        La verdad yo no soy economista, pero me interesa estos fenómenos “inversos”.
        Gracias nuevamente.

  2. Ernesto Rivamontan dice:

    Muy completa su información Sr. Vacaflor. Un abrazo