El más reciente esfuerzo por atraer inversión al país fue la conferencia organizada por el FT para promover a Bolivia como un destino de inversión a nivel mundial.

El evento según fuentes no oficiales les costó a los bolivianos más de un millón de dólares, y esto sin contar los viáticos y gastos de transporte de la delegación que asistió al evento.

El esfuerzo es positivo ya que Bolivia necesita inversión desesperadamente. Lo que se le pagó al FT por no mencionar el tema de los avasallamientos en su separata sobre minería es un tema que debe ser aclarado pues vendría a ser equivalente a corrupción o por lo menos negligencia por parte del prestigiosa publicación.

Mientras nuestras autoridades proclamaban las enormes oportunidades para los inversionistas en el país, la realidad de lo que enfrentan los potenciales inversionistas en Bolivia mostraba otra cara.

Los empresarios privados siguen tratando de hacerle entender al ministro de economía que sus cifras de crecimiento económico no reflejan la realidad para la mayoría de las empresas del país. Y que pagar un doble aguinaldo, a modo de bono de productividad, no tiene sentido para las empresas que han visto actividad reducida este año.

Las estadísticas internacionales muestran también que si bien hay oportunidades de inversión en Bolivia hacerlo resulta extremadamente difícil. Así lo muestra la nueva versión del informe sobre facilidad de hacer negocios del Banco Mundial.

El informe “Doing Bussines 2016”, publicado ayer. Bolivia es el tercer país con la peor calificación de la región, sólo Venezuela y Haití tienen una pero calificación.

El estudio le pone gran énfasis a las políticas de reforma que se aplican en la región y el resto del mundo. Pero el informe en sí y el hecho de que este presentando en forma de un ranking está relacionado a que el atraer inversión para hacer negocios es una competencia entre naciones.

Si busacas atraer inversión no estas compitiendo con el pasado de tu propio país sino con las oportunidades que ofrecen otros países. En el caso de Bolivia las reformas no han logrado supera siquiera las oportunidades del pasado.

Según el ranking de 189 países en todo el mundo Bolivia ocupa el puesto 157. En Bolivia entre 2015 y 2016 abrir una empresa se ha hecho más difícil pasamos del puesto 171 a 178.

No todas son malas noticias, el acceso a electricidad por ejemplo pasamos del puesto 107 al 101 pero esta es la mejora más significativa. La peor calificación de Bolivia es otra vez el tema de los impuestos.

Bolivia nuevamente ocupa el último logar en el ranking de facilidad de pago de impuestos a nivel mundial. No hay otro país en el planeta, ni en África ni en Asia donde pagar impuestos sea más difícil que en Bolivia. El número de trámites las horas necesarias para presentar documentos y el costo que esto significa para una empresa son las peores cifras de Bolivia.

Esto pone en duda nuevamente la credibilidad de la campaña de impuestos en facilito cuando literalmente tenemos el peor sistema del mundo.

 

One Response to 28 octubre 2015 – Análisis Económico

  1. daniela dice:

    desde mi punto de vista deverian publicar tambien el precio de los minerales