La minería sigue en la mira y está poniendo en evidencia algunas nuevas tendencias en el manejo de la economía del país.

Esta semana se anunció la entrega oficial de la mina Himalaya a los avasalladores que la habían tomado a fines de 2007.

Ayer el ministro de minería lo califico de “acto de justicia social”. La empresa a minera Himalaya que tenía la concesión legal, lo califica de “la violación del contrato y la consolidación y legalización del hecho ilícito de avasallamiento”.

Una de las explicaciones de porque es que se entrega la mina avasallada a los avasalladores es que los cooperativistas avasalladores no tienen otra forma de encontrar ya cimentos nuevos de mineral.

Según Página 7 de la Paz, otra explicación es que hubo presión de parte de los cooperativistas avasalladores, que habrían puesto a US$600 por cabeza para acelerar el trámite de entrega del yacimiento.

Otra de las explicaciones de por qué es que los avasalladores son premiados con las concesiones que avasallan, a pesar de que se supone que el avasallamiento de minas es ahora un delito penal con hasta 8 años de cárcel para los avasalladores, es un tema más político que económico, y más electoral que político.

A principios de este mes, el propio presidente morales entregó a las cooperativas del norte de Potosí unos 9MM de toneladas de colas y arenas de Catavi con contenidos de estaño.

El yacimiento le pertenece a la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) que debía haberlo explotado.

Durante la ceremonia en la que entregaban estos recursos del estado a los cooperativistas, Artemio Mamani, dirigente de las cooperativas del norte de Potosí, dijo que “garantizamos que vamos a arrasar en las elecciones de 2014”.

A tiempo de agradecer al Gobierno por el nuevo contrato, Mamani dijo al presidente Morales “Vamos a retribuir estos desprendimientos que usted hace” para las cooperativas, recalcó.

La compra de votos con recursos del la empresa estatal Comibol, representa una pérdida económica para el Estado.

Pero es también una medida que hace a la minería nacional más ineficiente.

Según cifras presentadas en diciembre del año pasado por el Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB), los mineros estatales son 4 veces más eficientes en la extracción de minerales que los cooperativistas. En el caso de la minería privada, esta es 32 veces más eficiente que la minería cooperativista.

Es decir que con la entrega de yacimientos a avasallados a los cooperativistas avasalladores, el Estado esta transfiriendo los yacimientos de las empresas mineras medianas, a la empresa estatal que es cuatro veces menos eficiente y luego a los cooperativistas que también son privados, pero que son 32 veces menos eficientes que los dueños legales de los yacimientos avasallados.

La compra de votos con recursos de la estatal Comibol es económicamente ineficiente, pero desde el punto de vista político es muy útil ya que los cooperativistas son más en número y por lo tanto en votos. Si esto es legal o si representa un daño económico el Estado será un tema para la justicia.

Desde el punto de vista económico es simplemente ineficiente.

 

Comments are closed.