Japón continúa con su campaña de importar más gas natural para remplazar sus turbinas de generación eléctrica nucleares. En noviembre importó 6,66 MM de toneladas métricas, ligeramente menos que en 2011.

Lo sorprendente es la lista de proveedores: Australia sigue siendo el principal proveedor de GNL de Japón, con envíos de 1,43 MMtm en noviembre 27,5% más que el año anterior; Catar envió 1,12MMtm; más abajo en la lista EEUU envió 37.714tm a un precio de US$13/MMbtu.

EEUU está entrando ya en el mercado de venta de GNL y pronto estará en condiciones de inundar el mercado. Para Bolivia podría tener efectos negativos. Todo parece indicar que el aumento en la producción mundial de gas natural no convencional (shale) podría reducir los precios del gas natural a nivel mundial lo que podría resultar en un cambio profundo en los contratos de venta de gas.

El GNL abre la opción a los consumidores de comprar de varias fuentes buscarla que mejores precios ofrece. Algo que en el mercado del gas natural es muy diferente a los contratos que se hacían con las ventas por ductos, contratos como los que tiene Bolivia con Brasil y Argentina.

Ambos países tienen instalaciones para recibir GNL y este ya compite con el gas boliviano, por ahora es más caro que nuestro gas, pero los expertos indican que la revolución del shale en EEUU podría inundar el mercado y reducir los precios.

Los precios de las materias primas internacionales y sobre todo del gas natural han favorecido a Bolivia en los últimos años.

Los ingresos que ha logrado Bolivia con estos precios le permiten al vicepresidente Álvaro García Linera afirmar que 2012 concluye con la consolidación del ciclo de expansión económica “más importante de los últimos 100 años” y lanzó un desafío a los empresarios privados.

“Necesitamos empresarios que puedan  asumir la responsabilidad y los retos de una economía mediana, no micro como era hace 20 años, queremos otro tipo de empresario, que se asocie; las inversiones del Estado, las licitaciones no son de un millón, son de 70 o 100 millones y el empresariado no tiene capacidad técnica ni financiera”, argumentó.

Pero el Gobierno no es el único que exige cuando se trata de temas económicos los empresarios privados también tienen algunas exigencias para con el Gobierno.

Wilfredo Rojo, presidente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) afirmó ayer que las restricciones impuestas por el Estado afectaron al sector productivo, confirmando la priorización de los sectores primarios (minería e hidrocarburos) que generan productos sin valor agregado.

“Sin las restricciones, las exportaciones no hubiesen crecido en 2 mil millones de dólares, sino quizás hubiesen estado en los 3 mil o 4 mil millones de dólares, porque hay posibilidades de poder seguir creciendo, siempre y cuando se pueda tener una red, se pueda tener una libre exportación”, sostuvo Rojo.

Esta es probablemente la principal característica de este año: Mientras el ejecutivo exige agilidad a los empresarios y exigen inversión y compromiso, los empresarios exigen leyes y que les den seguridad y que se les levanten las restricciones a las exportaciones.

Otra exigencia por supuesto es la del respeto a la propiedad privada, sigue siendo vulnerada con el tema de los avasallamientos, que en realidad son robos y asaltos que bajo el nombre de avasallamientos, parecen ser permitidos en el país. Como es el caso de los más de 50 centros de producción agrícola que siguen tomados en el oriente, o las más de 200 minas tomadas en el occidente.

En esta discusión solo un bando puede presentar ejemplos positivos y son los empresarios privados y es un ejemplo muy cercano: En Perú el Ministerio de Energía y Minas de ese país prevé inversiones por US$10,000 MM anuales en minería en los próximos cinco años, a partir de 2013. El monto fue estimado en base a conversaciones con el sector privado. “El país necesita igualdad y sólo se podrá conseguir con las inversiones”, dijo el ministro.

La reforma a la ley minera en Perú tardó menos de 30 días, en Bolivia por ejemplo seguimos esperando después de 7 años y los resultados son muy claros. Cuando las leyes son claras hay inversión.

 

Comments are closed.